abril 16, 2021

Policía boliviana confirma presencia de autoridades golpistas en EE.UU.

La Paz-. El exministro del Ejecutivo de facto de Bolivia Arturo Murillo y el exvicetitular Javier Issa, requeridos por la justicia, se encuentran hoy en Estados Unidos, confirmó el comandante de la Policía, Jhonny Aguilera.

‘Sabemos a través de las notificaciones que las exautoridades se encuentran en territorio estadounidense; no sabemos su estatus y tampoco las actividades que estuvieran desarrollando’, declaró el coronel.

El jefe policial sumó también a la lista en territorio del país norteño a Sergio Sonte, quien fungía como jefe de gabinete de Murillo e involucrado también en el caso de la compra irregular de gases lacrimógenos.

Aguilera apuntó que desconocen el estatus migratorio de estos miembros del Gobierno golpista encabezado Jeanine Áñez, quienes hallaron refugio en suelo estadounidense.

Murillo y el exministro de Defensa Fernando López aparecen implicados en el caso de la compra, con supuesto sobreprecio, de gases lacrimógenos por un valor estimado de dos millones de dólares.

Por su parte, la fiscalía emitió una orden contra Issa por la sustracción y supuesta quema de la libreta de servicio militar del expresidente y líder del Movimiento al Socialismo Evo Morales.

Ese hecho presuntamente involucra asimismo a Iván Rojas, exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Sobre Murillo y López pesaba una alerta migratoria con fecha del 5 de noviembre, la cual les impedía abandonar el país, pero Migración de Brasil reportó el ingreso de ambos a su espacio ese mismo día, dos horas después de la orden.

El exministro de Gobierno habría salido de la nación andino amazónica mediante un paso no autorizado en la frontera con Brasil y después viajó a Panamá, según reportó la Policía con anterioridad.

Diversas voces cuestionaron la visita de Murillo a Estados Unidos cuando solo faltaban 18 días para las elecciones generales en Bolivia, en particular a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Las preocupaciones entonces radicaban en por qué tenía que coordinar temas de seguridad con la Casa Blanca y por qué debía tratar sobre las elecciones con la OEA.

Be the first to comment

Deja un comentario