abril 13, 2021

Preguntas sobre un movimiento político que protesta en Cuba

Por Rafael Pérez-.


¿Qué pensaría usted si se entera que… una treintena de jóvenes –no tan jóvenes– en Cuba deciden iniciar una huelga de hambre para pedir la liberación de un rapero encarcelado por violentar a un funcionario público, argumentando que tienen derecho a la libertad de expresión?

¿Qué pensaría usted si además se entera que… esos mismos jóvenes reclaman ser artistas y que como tales sus pares deben reconocerlos, el Estado incluirlos dentro de sus plantillas de trabajo y hasta garantizarles un sueldo… sin exigírseles creación artística alguna, por su puesto…?

¿Qué pensaría usted si… al seguir a la distancia la protesta de esos jóvenes se da cuenta que en dos por tres cambian sus peticiones y empiezan a decir que en realidad luchan por otro sistema político-económico-social, opuesto al existente, que en Cuba es socialista?

¿Qué pensaría usted si… de pronto se topa con la noticia de que el primero en abogar por la salud de esos jóvenes es la Embajada de Estados Unidos en Cuba que, en un gesto de bondad rayana en lo celestial, reclama: “Es indignante que impidieran al Encargado de @USEmbCuba visitar al @Mov_sanisidro…”?

Pero… ¿qué pensaría usted si… ve que inmediatamente el brazo derecho de Donald Trump, el Secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo, rasga vestiduras en defensa de la justicia global y los Derechos Humanos… claro, sufre una amnesia repentina que le impide reconocer que su país tiene un bloqueo por 60 años a la Isla, pero igual vocifera: “La libertad de expresión es un derecho humano. Estados Unidos apoya al pueblo de Cuba”?

¿Y qué pensaría usted si… se entera que el líder de esos jóvenes, llamado Luis Manuel Otero Alcántara, tiene un largo historial de vejaciones a la bandera cubana, a símbolos patrios, expone en Internet vulgares performances que abogan por la intervención de Estados Unidos en su país natal, publica “como gran obra de arte” un cartelito que dice “mi presidente es Trump” y reconoce dichoso y públicamente recibir financiamiento de este?

RECOMENDAMOS: Pronunciamiento de la REDH: Acerca de la protesta del Movimiento San Isidro en Cuba

Pero, asimismo… ¿qué pensaría usted si… se entera que el rapero preso, Denis Solís, sí, ese que apoyan los huelguistas, además de ser amigo de Otero Alcántara se cartea y se ofrece a ser su fiel ayudante a Jorge Luis Fernández, terrorista residente en Miami que ha hecho innumerables acciones para afectar la integridad del Estado cubano?

Por supuesto, faltaba la guinda de la torta, porque… ¿qué pensaría usted si… lee que el Secretario General de la OEA, Luis Almagro… correcto, el mismo que creó el escenario para una lucha fratricida en Bolivia y respaldó el golpe de Estado de noviembre pasado… públicamente salió en respaldo de esos no tan jóvenes ni tan artistas cubanos, diciendo (¿en plural?): “Apoyamos la reivindicación de los 9 activistas en huelga de hambre. Liberen a #DenisSolis y liberen a estos 9 luchadores por la libertad”.

Finalmente, ¿qué pensaría usted si… al buscar en Google “qué es el chat ZunZuneo” se entera que le dicen el “Twitter cubano”, y que fue creado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) en 2009 y que enviaba mensajes a los usuarios para convocarlos a un gran levantamiento contra las autoridades para así provocar una guerra civil?

Lo mencionado es solo una brevísima muestra de la abierta, descarada y desatada política subversiva de la administración Trump contra Cuba, en aras de alentar una “revolución de colores”, esos levantamientos supuestamente ciudadanos, tipo Ucrania, que terminan invariablemente envolviendo a los países en espirales de violencia incontrolables, únicamente útiles a terceros Estados y empresas transnacionales que se apropian de los recursos y hasta de la soberanía de la nación golpeada. Definitivamente los terroristas de ayer se disfrazan de “jóvenes” y “artistas” hoy; ¿algún día sentirán un poquito de vergüenza?


* Escritor

Be the first to comment

Deja un comentario