abril 20, 2021

Descartan privilegios en investigación de crímenes en Bolivia

La Paz-. El ministro boliviano de Defensa, Edmundo Novillo, descartó hoy privilegios y excepciones en una investigación sobre crímenes de lesa humanidad, ante la inquietud de la cúpula castrense sobre la detención de un general imputado.

Consultado sobre el tema, Novillo, del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), señaló que todos los bolivianos respoden por sus actos ante la justicia.

‘No hay fueros ni privilegios para ningún boliviano de manera excepcional cuando se trata de delitos de lesa humanidad’, añadió, al comentar un pronunciamiento de las Fuerzas Armadas de confusión por la detención domiciliaria del general Alfredo Cuéllar.

El alto oficial, como jefe militar del departamento (provincia) central de Cochabamba, es investigado como responsable de la masacre de al menos ocho civiles que protestaban contra el golpe que obligó a renunciar al presidente Evo Morales, en noviembre de 2019.

Las muertes se registraron cuando militares y policías, según testigos, dispararon contra una marcha de civiles inermes en la localidad de Sacaba, en las afueras de la ciudad de Cochabamba, capital departamental.

Al señalar que no hay fuero especial para nadie cuando de crímenes de lesa humanidad se trata, el ministro se refirió a las maniobras de la defensa del general Cuéllar, que pretende que el caso se tratado por la justicia militar. ‘La situación del general Cuéllar es un tema que tiene que verse en el estricto marco de la justicia’, anotó el ministro.

Cuéllar fue detenido el 26 de noviembre bajo el cargo de asesinato como presunto responsable de la matanza y la justicia dispuso que permanezca arrestado en su domicilio.

Al día siguiente, la comandancia general de las Fuerzas Armadas emitió un comunicado y manifestó desconcierto por la detención, al alegar que los uniformados no actuaron en forma arbitraria, sino cumpliendo órdenes.

El mensaje señaló que en los hechos de Sacaba las órdenes fueron dadas por el capitán general de las Fuerzas Armadas, es decir la gobernante de facto Jeanine Áñez.

Áñez cesó en el cargo el 8 de noviembre cuando asumió el presidente Luis Arce, del MAS, elegido por mayoría absoluta en una primera vuelta electoral.

Be the first to comment

Deja un comentario