abril 12, 2021

Venezuela y sus elecciones


Por Soledad Buendía Herdoíza -.


La democracia es una forma de gobierno del Estado donde el poder es ejercido por el pueblo, mediante mecanismos legítimos de participación en la toma de decisiones políticas. Las elecciones libres y periódicas son una de las características de los gobiernos con democracias representativas, la participación ciudadana al elegir a sus autoridades legitima su ejercicio.

El fin de semana pasado, con la presencia de observadores internacionales, se llevaron a cabo elecciones legislativas en Venezuela, el triunfo del oficialismo le permitirá tener mayoría en el Parlamento. Las críticas y cuestionamientos no se hicieron esperar. ¿Por qué? Evidente, ¡porque es Venezuela! Los medios de comunicación, la oposición, que se autoexcluyó, y los intereses políticos extranjeros deslegitimaron los resultados por la baja participación, confundiendo con cifras descontextualizadas.

La prensa hegemónica construye de manera permanente una matriz comunicacional alineada al neoliberalismo, en el cual Venezuela es desfigurada al igual que su Gobierno y sus políticas internas.

Estas elecciones se realizan en medio de la pandemia del Covid-19, con medidas extremas de bioseguridad para garantizar la salud de la población, en un país donde el ejercicio del voto no es obligatorio. La participación en realidad fue muy importante analizando el contexto antes descrito, al llegar al 31%, según cifras oficiales.

No se nos ocurre cuestionar la democracia ni la legitimidad de las elecciones de países como Portugal con un 30.75% de participación, o Reino Unido con un 37%, o quizás las elecciones en Eslovaquia o Eslovenia con 22.74% y 28.89% de participación, respectivamente.

En América Latina, salvo contadas excepciones, los procesos electorales se caracterizan por la baja participación y no se cuestiona sus democracias.

Pero en este caso, es Venezuela, y por ello muchos creen que pueden intervenir, cuestionar y criticar sin sustento real. La soberanía de Venezuela debe ser respetada y la comunidad internacional debe coadyuvar al fortalecimiento en la construcción de un camino democrático para la crisis que atraviesa este hermano país, producida en gran medida por el bloqueo económico impuesto por parte del gobierno de Estados Unidos.

* Asambleísta por la Provincia de Pichincha de la Asamblea Nacional del Ecuador

Be the first to comment

Deja un comentario