junio 21, 2021

Nuestro retorno

Este domingo 17 de enero volvemos a la edición semanal impresa después de más de un año de haberla suspendido por razones ajenas a nuestra voluntad y compromiso. La causa fundamental de la ausencia de nuestros análisis y opiniones políticas bajo el formato del papel no fue la pandemia, como ocurrió con los medios de comunicación convencionales, sino el carácter fascistoide del golpe de Estado que en noviembre de 2019 se perpetró contra la institucionalidad democrática, el Proceso de Cambio y el gobierno del presidente Evo Morales.

Siete días después del violento asalto al poder político, organizado mucho tiempo antes de las elecciones generales del 20 de octubre, el gobierno de facto hizo realidad aquella advertencia de que en la guerra lo primero que muere es la verdad, formulada por un estudioso de la comunicación.

A excepción de la mayor parte de los medios de comunicación convencionales, los medios alternativos de cualquier formato, entre los que figura La Época, se enfrentaron a la arremetida golpista planificada desde las oficinas de los Ministerios de Gobierno y Defensa por dos personajes que hoy se encuentran protegidos por la administración estadounidense de Donald Trump, ya de salida, y la ultraderecha de ese país. Llamadas anónimas contra algunos miembros del Consejo Editorial de ese entonces y amedrentamiento a los que hacen posible la distribución, impidieron que La Época continuara llegando a partir del 17 de noviembre de 2019. Obviamente las asociaciones de periodistas y, lo más grave, las organizaciones sindicales de trabajadores de la prensa, se lucieron por su complicidad, en distintos grados, con el régimen de Áñez.

Pero la adversidad nos hizo fuertes y nos amplió el horizonte. La Época, después de unos meses de reorganización, en condiciones de persecución política general, no abandonó la denuncia de la sistemática violación de las garantías constitucionales cometidas por la dictadura. Lo hicimos a través del espacio digital que hoy tiene vida propia (www.la-epoca.com.bo). Este domingo 17 de enero el semanario impreso vuelve a salir, sin dejar su versión diaria digital, para ofrecer a sus lectores la reflexión sobre los hechos y acontecimientos, nacionales e internacionales, de parte de destacados intelectuales orgánicos, al decir de Gramsci, que se sitúan del lado opuesto de los que representan los intereses que apuestan a la preservación de las relaciones de dominio y explotación.

No somos un espacio neutro, tampoco oficialista. En nuestros espacios, impreso y digital, estarán presentes, sin adjetivos y con seriedad en el tratamiento de los hechos, la visión crítica de la realidad en todos sus campos, pero al mismo tiempo comprometida con las aspiraciones emancipadoras de los pueblos.

Muchas gracias por su confianza y por recibirnos nuevamente.

La Época

Be the first to comment

Deja un comentario