septiembre 23, 2021

Obstáculos camino al balotaje

Quito-. Entre obstáculos, denuncias de fraude y paralizaciones de vías se desarrolla la segunda etapa del proceso electoral de Ecuador, que definirá al presidente y vicepresidente el venidero 11 de abril, tras los sufragios generales efectuados el 7 de febrero.

En esa fecha se medirán en las urnas el binomio Andrés Arauz-Carlos Rabascall, de la alianza progresista Unión por la Esperanza (UNES), y el de Guillermo Lasso-Alfredo Borrero, por el movimiento de centro-derecha Creando Oportunidades (CREO).

Los contendientes quedaron ratificados luego de un reciente recuento de votos realizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), debido a objeciones presentadas por la fuerza política Pachakutik, que reúne a pueblos y comunidades indígenas.

De acuerdo con ese reclamo, en la primera vuelta hubo fraude para perjudicar a su aspirante a mandatario, Yaku Pérez, por lo cual impugnaron la validez del escrutinio y pidieron reprocesar más de 20 000 actas electorales, de las cuales el CNE solo encontró inconsistencias en 31.

En consecuencia, fueron revisadas más de un millón de boletas con irregularidades numéricas y con faltas de firmas, que, a pesar de otorgarles más votos a Aruaz, Lasso y al propio Pérez, mantuvieron la tendencia informada por el organismo en cuanto a quiénes pugnarán por el puesto presidencial.

Con la publicación de los resultados del recuento, el candidato de Pachakutik quedó sin posibilidades, mientras que los de UNES y CREO fueron confirmados para el balotaje.

Una vez vencida esa etapa, el CNE aseguró que el calendario electoral continuará invariable, aunque la fuerza política indígena insiste en demandar la apertura de todas las urnas de la primera vuelta y convocó a un paro nacional desde inicios de marzo, que se ha limitado a cierre de algunas vías en varias ciudades.

Ecuador se prepara entonces para una segunda ronda comicial el 11 de abril, con una campaña previa de menos de un mes, que comenzará el próximo 16 de marzo y se extenderá hasta el 8 de abril, incluyendo un debate presidencial el día 21.

A las votaciones seguirá, el 14 de mayo, la juramentación de los miembros de la Asamblea Nacional y la de los cinco parlamentarios andinos, funcionarios elegidos en las justas del pasado 7 de febrero.

La toma de posesión del presidente y vicepresidente será en la sede del Parlamento, el venidero 24 de mayo.

Desde entonces y hasta 2025 durará la gestión de las nuevas dignidades, que asumirán las riendas de un país con una seria crisis económica y sanitaria, agudizada por el impacto de la propagación de la Covid-19.

Entre las características de estas elecciones consta que el electorado mostró, con un escaso apoyo de solo 1,57 por ciento, el descontento existente con la gestión del movimiento oficialista Alianza PAIS.

Precisamente, después de quedarse incluso sin puestos parlamentarios de cara a la próxima gestión, la fuerza política determinó expulsar de su seno al mandatario Lenín Moreno, así como destituirlo del cargo de presidente de esa organización por incumplir con el plan de gobierno prometido cuando ganó los comicios en 2017.

Be the first to comment

Deja un comentario