septiembre 20, 2021

Reportan pérdida de 26 millones de empleos en Latinoamérica

Ginebra-. Unos 26 millones de empleos se han perdido hoy en América Latina y el Caribe como consecuencia de la pandemia de la Covid-19, plantea un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El documento señala que 2021 arrancó con un panorama laboral complejo y agravado por las nuevas olas de contagios y los lentos procesos de vacunación que hacen más inciertas las perspectivas de recuperación en materia laboral.

La búsqueda de una mejor normalidad requiere acciones ambiciosas para recuperarnos de los retrocesos en el mundo del trabajo, advirtió el director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro, quien apuesta por generar oportunidades de trabajo decente y una recuperación económica con más y mejores puestos laborales.

Para alcanzar estos objetivos, Pinheiro cree oportuno abordar las condiciones laborales preexistentes en la región, las cuales explican la magnitud del impacto de la contingencia sanitaria en el empleo latinoamericano, pues muchos de los desafíos anteriores a la pandemia continúan vigentes, aunque ahora son más urgentes, aseguró.

El representante de la OIT apunta, entre varios factores, la alta informalidad, reducidos espacios fiscales, persistente desigualdad, baja productividad y escasa cobertura de protección social, todo ello sumado a problemas como el trabajo infantil y forzoso.

Según la OIT, la desocupación solo muestra de forma parcial la magnitud de las dificultades que atraviesan los mercados laborales de la región, la cual puede aumentar considerablemente una vez que vuelvan a la fuerza de trabajo los millones de personas que dejaron de participar en ella.

El informe también refiere que este déficit de trabajo formal se hará más evidente en ciertos grupos poblacionales como los jóvenes y las mujeres, los cuales exhiben mayores dificultades para insertarse en un puesto laboral fijo.

Concluye la OIT que las perspectivas de recuperación económica para 2021 son modestas y aún muy inciertas, por lo que las expectativas acerca de una posible reversión de la situación crítica del mercado de trabajo deberían ser muy cautelosas.

Be the first to comment

Deja un comentario