junio 24, 2021

Legisladores de Bolivia llaman a oposición a suprimir actos violentos

La Paz-. La primera vicepresidenta del Senado de Bolivia, Lindaura Rasguido, lamentó hoy que la oposición llegara a agresiones físicas contra el oficialismo por defender a la exmandataria de facto Jeanine Áñez.

‘Lastimosamente la oposición está defendiendo a Áñez, ayer han visto ese odio racial hacia nuestros hermanos indígenas y de pollera’, expresó Rasguido tras el ataque desatado ayer durante la sesión parlamentaria de interpelación al Ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, sobre la detención de la expresidenta.

El jefe de Bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Adolfo Flores, también planteó que ‘estas cosas se deben corregir en la Comisión de Ética, desde una llamada de atención hasta la suspensión’, en tanto adelantó que los hechos violentos serán analizados en la Comisión de Ética de ambas cámaras del parlamento plurinacional.

Añadió que los argumentos expuestos por Del Castillo fueron contundentes y quedó demostrado que no hubo fraude en los comicios, sino golpe de Estado, segun nota de la web del Senado.

En su argumentación, la autoridad de Gobierno recordó las muertes en las masacres de las ciudades de Senkata, El Pedregal y Sacaba en el marco del conflicto postelectoral del 2019, y además solicitó un minuto de silencio en respeto a las víctimas.

Igualmente dejó en claro la inconsistencia de un supuesto fraude electoral y el pedido recurrente de justicia del pueblo boliviano.

Del Castillo señaló que Áñez y su séquito asaltaron por la fuerza el gobierno dejando daños irreparables en la sociedad nacional.

Resaltó que sin embargo, gracias a las elecciones de 2020, se pudo reconquistar la democracia e instituir un gobierno legítimo con un apoyo mayoritario de más del 55 por ciento de la población.

El altercado comenzó en el hemiciclo de la Cámara de Diputados cuando el senador opositor Henry Montero (Creemos) agredió al diputado oficialista Antonio Gabriel Colque (MAS) e intercambiaron golpes a lo cual siguieron otros enfrentamientos.

Por ello fue necesario declarar un cuarto intermedio a la interpelación del ministro de Gobierno, según reportes de prensa.

Tras estos sucesos, el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, manifestó: ‘queda una vez más demostrado que la oposición no tiene argumentos para sostener la narrativa ‘fraude’, mucho menos para defender la gestión del gobierno de facto de la señora Áñez’.

La exmandataria, cuya gestión generó en las represiones de Senkata, El Pedregal y Sacaba más de 30 muertos, 800 heridos y mil 500 presos políticos, fue imputada por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración en un proceso judicial conocido como caso Golpe de Estado de 2019 (contra el entonces presidente Evo Morales).

Actualmente Áñez está en prisión preventiva en la cárcel de Obrajes, La Paz, desde el pasado 13 de marzo, en espera del juicio.

Be the first to comment

Deja un comentario