octubre 19, 2021

Preocupación en Naciones Unidas por situación tras comicios en Perú

Lima-. La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, manifestó hoy preocupación por el acoso contra autoridades electorales y mensajes racistas en la tensa situación en Perú, tras el balotaje.

Un comunicado distribuido aquí por la delegación de la ONU, indicó que Bachellet cuestionó el acoso a los titulares del Jurado Nacional Electoral (JNE) Jorge Salas, y al jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, (ONPE), Piero Corvetto.

Ambos funcionarios sufren en sus casas el hostigamiento de seguidores de la candidata presidencial Keiko Fujimori, como parte de las presiones para que el JNE apruebe cientos de pedidos de nulidad de actas de sufragio de regiones pobres que votaron mayoritariamente por Pedro Castillo.

‘También manifestó preocupación por una campaña de hostigamiento contra varias figuras públicas, con el objetivo explícito de forzarles a abandonar el país’, agrega el informe.

Señala que se registran crecientes ataques verbales contra los partidarios de un candidato (Castillo), incluyendo mensajes racistas y comentarios despectivos, en razón de su pertenencia étnica, condición social u origen regional.

‘Repudio los discursos de odio y la discriminación en todas sus facetas, inaceptables en cualquier sociedad democrática’, manifestó la principal funcionaria de la ONU sobre derechos humanos.

Hizo además ‘un llamamiento a la reflexión, a la calma y al respeto por los valores democráticos y de no discriminación, así como a la defensa de los derechos humanos, todos esenciales para la convivencia en una sociedad tan rica y plural como la peruana’, subrayó.

Dijo que le prepcupa que ‘lo que debería ser una celebración de la democracia se está convirtiendo en un foco de división, creando una fractura cada vez mayor en la sociedad peruana, con implicaciones negativas en los derechos humanos’.

Advierte que los ataques contra las autoridades electorales pueden afectar negativamente la credibilidad del proceso electoral.

‘Las instituciones electorales y las decisiones que estas tomen deben respetarse y asumirse. Si no se aceptan las reglas de la democracia antes, durante y después de las elecciones, la cohesión social puede resquebrajarse peligrosamente’, alertó.

De otro lado, la Asociación Civil Transparencia, veedora del proceso electoral, deploró el acoso a esas autoridades ‘por el ejercicio de su labor, así como otros ciudadanos, debido a sus posiciones políticas’.

Condenó cualquier intento de alejarse del cauce democrático e institucional y añadió que la ONPE debe culminar el conteo de votos, en el que Castillo lleva una ventaja de 48 mil 436 votos, cuando se contabilizaron el 99,945 por ciento de las actas de sufragio; y el JNE proclamará el resultado final conforme a la Constitución.

Be the first to comment

Deja un comentario