octubre 19, 2021

Los responsables del golpe en Bolivia, justicia y recuperación

La Paz-. Los responsables del golpe de Estado de 2019 en Bolivia deben responder ante la justicia por crímenes cometidos y vulneración de derechos humanos, reclamó hoy el excónsul del país Ademar Valda.

En declaraciones exclusivas a Prensa Latina, el sociólogo y analista político explicó que luego de la represión del gobierno de facto encabezado por Jeanine Áñez no puede haber reconciliación a nivel nacional, pacificación, con impunidad.

Eso sería terrible para las familias que perdieron vidas después de la renuncia del mandatario Evo Morales (2006-2019), durante los once meses del régimen impuesto y fundamentalmente para quienes lucharon por la recuperación de la democracia, advirtió el también profesor universitario.

Valda, quien denunció desde Argentina las crisis en Bolivia luego de la ruptura del hilo constitucional, consideró lo sucedido como ‘un antecedente nefasto para la historia patria, pero en esencia para Latinoamérica y Sudamérica’.

Nunca más, instó, se pueden repetir este tipo de acciones contrarias a la voluntad popular y que, so pretexto de un fraude en las elecciones presidenciales del 20 de octubre de 2019, sin demostrar, instauró una administración ilegal, enfatizó.

‘Los procesos investigativos abiertos por la Fiscalía contra Áñez y exfuncionarios de su adminisración garantizarán la paz, la tranquilidad y fundamentalmente se hará justicia, que no es igual a venganza’, opinó el otrora diplomático.

La primera responde a un patrimonio colectivo vinculado en este caso a poder establecer las responsabilidades a partir de un juicio adecuado, sin intromisión política, precisó.

Sin embargo, agregó, ‘resulta necesario para esclarecer los hechos y sancionar a quienes vulneraron derechos, generaron temor, violencia y enfrentamientos entre los bolivianos’.

A SEIS MESES DE LA GESTIÓN DE LUIS ARCE

Después de poco más de seis meses de mandato del presidente de Bolivia, Luis Arce, y con el Movimiento al Socialismo (MAS) nuevamente en el poder, existe una estabilidad y concretamente un proyecto nacional, aseveró Valda a Prensa Latina.

‘El país recuperó de la mala gestión de Áñez empresas estratégicas, las cuales reactivan ahora poco a poco la maquinaria económica, que era el patrimonio del modelo financiero productivo comunitario del Estado Plurinacional’, subrayó.

Los casi 14 años del ejecutivo de Evo Morales permitieron un crecimiento sostenido del producto interno bruto (PIB) y garantizaron la redistribución de las finanzas a favor de los más necesitados, recordó.

El régimen de facto, señaló,’en vez de priorizar el tema sanitario y la Covid-19, lo hizo con la represión de los sectores populares y la persecución de los militantes del MAS’, acotó.

Arce y su equipo, en cambio, asumieron una posición adecuada en relación con la pandemia, compraron vacunas contra el virus SARS-CoV-2 y posibilitaron hasta la fecha la inmunización de un gran por ciento de la población, destacó el sociólogo.

Además, ‘destinaron mayores recursos económicos para salud y educación, crearon nuevos ítems para hospitales; centros de salud y escuelas, e implementaron otros espacios para la atención de los pacientes infectados con el patógeno en situación crítica’, reconoció.

El Fondo Monetario Internacional, comentó, prevé que Bolivia cierre el 2021 con más de cuatro por ciento de aumento del PIB, algo que saca a Bolivia de las crisis en la cuales ‘nos empujó la administración de facto’, subrayó.

El panorama permite pensar en la consolidación, otra vez, de una economía estable a favor de las grandes mayorías, aseguró.

Preguntado por su interpretación de las últimas elecciones regionales, el analista valoró que el MAS continúa como primera fuerza política, pues obtuvo la mayoría de los municipios y tres gobernaciones importantes (Cochabamba, Oruro y Potosí).

En la segunda vuelta para definir algunos representantes departamentales demostró que es la única con un programa, estructura, base social y fundamentalmente control territorial, remarcó.

Ahora, falta trabajar no solo a nivel nacional, sino potenciar; atender, pulir nuevos liderazgos locales; lo cual permitirá mejores resultados en próximos comicios; sentenció finalmente Valda.

Be the first to comment

Deja un comentario