octubre 19, 2021

La fuerza de un país


Por Ariana Campero Nava -.


A mis 18 años llegué por primera vez a Cuba, antes la conocía solo por historias familiares, por la militancia comunista de mis viejos, por la música de Silvio y, por qué no decirlo, por mi temprana militancia en la solidaridad con esa isla.

Cuando llegué a la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) mi vida se enlazó por siempre con este pedacito de tierra en medio del mar Caribe. Desde ese entonces, mi vida fue ajetreada y emocionante; llena de viajes, retos, trabajos y la maternidad; en cada uno de estos pasos, el bloqueo económico y comercial contra esta isla se hizo sentir y quiero compartir mis vivencias como denuncia de su efecto en el pueblo cubano.

Como toda joven inquieta, el fin de semana necesitaba conocer La Habana, pero la ELAM queda en un área alejada y para llegar al conocido Malecón o la famosa heladería Coppelia teníamos que agarrar dos buses. El primer bus siempre representaba una larga espera, porque solo contaba con dos buses, mientras uno iba el otro retornaba en su ruta, y si no lo agarrabas era mejor postergar la salida; yo no tenía mayor necesidad, pero me preguntaba ¿qué hacían aquellxs cubanxs que necesitan ir a su fuente laboral? ¿Por qué no había transporte? Sencillo, el bloqueo impedía la importación de buses y obviamente de combustible, Cuba es una isla no petrolera; si la importación en condiciones normales es cara, con el bloqueo es el doble. En transporte han perdido más de 312 millones de dólares , sin contar, por supuesto, toda la cadena comercial que viene detrás de este. Imagínense en el ámbito educacional, donde el daño está estimado en 21.2 millones millones de dólares ; a pesar de eso, Cuba nos dio en la ELAM lo mejor que tenían en infraestructura, tecnología y equipamiento. ¡Qué grande este pueblo!

Años después, como autoridad sanitaria de Bolivia, a través de firmas de convenios entre Gobiernos hermanos, logramos conseguir plazas para formar especialistas para Bolivia, pero al momento de cumplir con los pagos se volvía en un verdadero vía crucis. De la misma forma, como Embajadora de Bolivia en Cuba, era un calvario pagar haberes mensuales a diplomáticas bolivianas, ya que no todos los bancos nos permitían el depósito directo y nuestros salarios tenían que viajar por un banco de Europa para poder llegar a Cuba puesto que los demás bancos no hacían transacciones directas con la isla por miedo a sanciones que podía imponerles Estados Unidos. Otro testimonio más.

Hoy vivo la maternidad en Cuba, formé familia acá y adquirí mi residencia permanente, a mi pequeña de casi tres años no le faltan sus tres kilos de leche, su carne y cereales mensuales que brinda el Estado a todx niñx cubanx; pero existen otros artículos infantiles que son difíciles de conseguir por efecto del bloqueo que sanciona a barcos y aviones de carga comercial. Podemos tener muchas dificultades diarias, porque vivimos como cualquier otra cubana más, pero la dignidad y la resistencia están formando nuestro temple, la austeridad y el no consumismo también harán parte de la educación de Lucía.

Cuba tiene un Sistema de Salud universal y gratuito, que han construido a pesar de los más de 160 millones de dólares en pérdidas que ha representado el bloqueo, causando afectación a programas de alto costo como el de Control Integral de Cáncer o el Materno Infantil; con la pandemia no ha sido distinto, Cuba se está enfrentando con honor y mucha inteligencia al Covid-19, lo vivimos en carne propia cuando fuimos internadas, no nos faltó nada.

La biotecnología ha tenido pérdidas de más de 161 millones de dólares por el bloqueo, limitaciones para comprar reactivos e insumos, pero sus logros se consagran al ser el primer país en inmunizar a toda su población con candidatos vacunales propios. Orgullosa y confiada, me inmunicé con Soberana Plus.
Cuba estima que la pérdida total por el bloqueo es de 144 mil 413 millones ¿Se imaginan lo que hubiera logrado este pequeño país? Yo sí, sería grandioso.


* Exministra de Salud


[1] Informe de Cuba sobre Bloqueo 2019-2020 (en $us).

[1] Ibídem.

[1] Ibídem.

[1] Ibídem.

Be the first to comment

Deja un comentario