septiembre 24, 2021

Camacho amenazó a un senador, ratificó que nadie del MAS podía asumir la presidencia y pactó con Áñez

Desde el hotel Casa Grande, en la ciudad de La Paz, Luis Fernando Camacho operativizó tres decisiones clave en noviembre de 2019: Pactó con Jeanine Áñez, amenazó al entonces senador Edwin Rodríguez para evitar que él sea designado Presidente del país y ratificó la línea expresada por Carlos Mesa de que nadie del Movimiento Al Socialismo (MAS) debería asumir la presidencia de Bolivia.

Esos datos fueron expresados este martes por el propio exsenador Rodríguez en el programa Nada Personal, de radio Éxito.

Indicó que tras la renuncia de Evo Morales, y ante la probabilidad de que él pueda asumir la presidencia del país con el respaldo del MAS-IPSP, fue contactado por allegados a Camacho a una reunión en la que el entonces dirigente cívico le indicó que no entorpezca la posesión de Jeanine Áñez.

También le indicó que, si Rodríguez asumía la Presidencia, Camacho comenzaría una campaña negativa mostrando que ese gobierno era en realidad del MAS.

En ese sentido, Camacho le indicó que la línea era que ninguna persona del MAS podía asumir la presidencia de Bolivia.

Indicó que a las 11:00 de la mañana del 12 de noviembre de 2019, recibió una llamada de la “diputada Mayda Paz que me recogió de la Plaza Murillo. Yo estaba con la senadora Mirtha Arce”.

«Me hicieron llamar al Hotel Casa Grande de la zona Sur, el señor Camacho. Me llevaron allá porque me dijeron que quería conversar conmigo el señor Camacho (…). El hotel estaba militarizado, había mucha gente esperando, haciendo antesala, muchos parlamentarios que los vi también por ahí y entré acompañado de la senadora Mirtha (…), ahí Camacho me dijo que no entorpeciera porque aparentemente se habrían enterado de la posibilidad (de que Rodríguez asuma la Presidencia), y que ya habrían cerrado anteriormente con Jeanine Añez para que asumiera la presidencia. Yo lo único que le dije fue ‘Eso no depende de usted, ni tampoco de Jeanine Áñez, depende de la bancada mayoritaria del MAS’. Ahí se manejó la posibilidad de que no sea nadie del MAS, y tampoco estaban dispuestos que asumiéramos nosotros, parece que ya, horas antes, decidieron entre varios actores políticos que fuera Jeanine Añez la que asumiera (la presidencia)», testimonió.

“(Camacho) se enteró de la posibilidad de que el MAS podía elegirme como Presidente del Senado, y por ese hecho al parecer me convocaron al Hotel Casa Grande y ellos estaban preocupados porque, si eso sucediera (que Rodríguez asuma la Presidencia), pues obviamente me tildarían de alguien puesto por el MAS. Eso también manifestó Camacho cuando estuvimos en la reunión, que él mismo podía tomar esa posición pública. En ese momento Camacho tenía mucha cobertura”, manifestó Rodríguez.

Indicó que en la reunión con Camacho se enteró de que existieron otras reuniones con otros actores políticos para dar viabilidad a Áñez.

La alusión es a la reunión efectuada en la Universidad Católica Boliviana (UCB) el 10 de noviembre de 2019, donde los emisarios de Camacho, Carlos Mesa, Waldo Albarracín y la jerarquía católica, definieron que sea Jeanine Áñez la presidenta de Bolivia.

Ese mismo día, el propio Mesa bloqueó la sucesión constitucional de Adriana Salvatierra y expresó, megáfono en mano, que no se permitiría que ninguna persona del MAS asuma la presidencia del país, lineamiento que fue ratificado por Camacho en la reunión con Rodríguez.

Be the first to comment

Deja un comentario