septiembre 16, 2021

Bolivia en el ALBA


Por La Época-.


Una importante cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) se acaba de registrar en la ciudad de Caracas, al cumplirse el bicentenario de la batalla de Carabobo, que, como dijera el presidente Luis Arce este 24 de junio, fue la batalla más importante para alcanzar la independencia de Venezuela y avanzar en la constitución de la Gran Colombia, que era, desde el punto de vista geopolítico, la aspiración mayor de Simón Bolívar.

La cita de los países miembros del ALBA-TCP, un proyecto de integración y concertación política impulsado por Fidel Castro y Hugo Chávez a finales de 2004 y al que luego se sumaron Bolivia y otros países, adquiere una particular importancia en la coyuntura regional donde, hasta hace poco, debido a la contraofensiva imperial y neoliberal, se pensaba que había concluido el llamado ciclo progresista y de izquierda. Ahora, como bien se ha encargado de subrayar el presidente Arce, se respiran nuevos aires de reimpulso de los proyectos emancipadores.

Físicamente no estuvieron Fidel y Chávez, tampoco en su condición de jefes de Estado Evo Morales y Rafael Correa, quienes presenciaron la reunión de los presidentes y jefes de Estado, pero el encuentro internacional permitió observar y sobre todo sentir que en la América Latina y el Caribe hay en desarrollo una izquierda que no está dispuesta a resignar posiciones ante una política exterior estadounidense que no registra cambios con Biden, respecto de la desarrollada por la administración Trump. Los Estados Unidos confirman que no habrá descanso de parte del “gobierno permanente” de ese país para asediar a los gobiernos y pueblos que luchan incansablemente por conquistar su plena independencia económica y soberanía política.

América Latina y el Caribe necesitan estar unidos, hoy más que nunca, para contrarrestar la crisis capitalista multidimensional, agravada por la pandemia del coronavirus y sus efectos en todos los campos de la vida social. No hay espacio para la duda. Los países de la Región son vulnerables si la tendencia al aislamiento, que es la forma política en que nos quiere ubicar y encontrar el imperio, continúa sin que demos un golpe de timón. La unidad es vital para tener la posibilidad de aportar a la configuración multipolar del mundo. Sin América Latina eso no será posible.

Be the first to comment

Deja un comentario