septiembre 19, 2021

Expresidente boliviano se reunió con dirigentes sindicales de Perú

Lima-. El expresidente boliviano Evo Morales se reunió hoy con dirigentes nacionales y de bases de la Confederación General de Trabajadores de Perú (CGTP), que lo aclamaron, en contraste con ataques derechistas en su contra.

En un programa de intercambio de experiencias, el líder del Movimiento al Socialismo (MAS) refirió que en su país la unidad y el tránsito de la lucha sindical a la política condujo al pueblo al gobierno, que consolidó el cambio con una asamblea constituyente.

A ello agregó la recuperación de los recursos naturales, en lo económico, y la redistribución de la riqueza, en lo social, con una política exterior soberana.

El líder indígena fue recibido cálidamente por los dirigentes sindicales encabezados por el secretario general de la CGTP, Gerónimo López.

Similar acogida tuvo ayer en un encuentro con la Federación Nacional de Trabajadores de la Educación (Fentep) sobre el papel de las organizaciones populares en los cambios políticos, económicos y sociales en América Latina.

También se reunió con las confederaciones Campesina del Perú (CCP) y Nacional Agraria y la Federación Nacional de Mujeres Campesinas.


La visita de Evo Morales causó irritación en derechistas como la legisladora de extrema derecha Norma Yarrow, quien anunció que propondrá al Parlamento que declare persona no grata al líder boliviano y expresó molestia por el resguardo policial al visitante.

También atacó al exmandatario boliviano el congresista Alejandro Aguinaga, quien es investigado por el Ministerio Público en su condición de exministro de Salud, por la esterilización forzada y masiva de mujeres pobres e indígenas, bajo el gobierno de Alberto Fujimori, que muchos consideran que fue una dictadura.

La analista política Lucía Alvites consideró bienvenido a Morales porque ‘cambió la historia de Bolivia y marcó un tiempo de inclusión y soberanía que trajo más democracia al continente’.

Un pequeño grupo de elementos derechistas lanzó anoche insultos contra Morales y mostró pancartas del mismo corte, frente al hotel donde se aloja.

La analista Francesca Emmanuel diagnosticó el caso con una palabra: racismo, expresado también en la insistencia de la prensa limeña, neoliberal, sobre los restaurantes a los que va Morales.

El dramaturgo Eduardo Adrianzén criticó la irritación de la derecha por la seguridad policial, por su condición de líder visitante, tal como indica una norma legal, según ha explicado la Policía.

Otros peruanos recuerdan que el dirigente derechista venezolano Leopoldo López visitó Lima e hizo campaña por la candidata neoliberal Keiko Fujimori -derrotada por Castillo- y recibió trato casi de jefe de Estado, sin que la derecha ni la prensa reclamaran.

Be the first to comment

Deja un comentario