septiembre 16, 2021

Presidente Arce Catacora anuncia la creación de una comisión de alto nivel y pide a la ALP aprobar juicio de responsabilidades

La Paz, 17 de agosto, Viceministerio de Comunicación.- El Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce Catacora, afirmó este martes que el Gobierno implementará las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), por lo se conformará una comisión de alto nivel para censar a las víctimas de las masacres ocurridas durante el golpe de Estado.

También pidió a la Asamblea Legislativa aprobar un juicio de responsabilidades para establecer la autoría, responsabilidades y sanciones de las graves violaciones de derechos humanos ocurridas en 2019 y al Ministerio Público asumir las recomendaciones del organismo internacional.

“En este contexto, apoyados en la verdad, asumimos el firme compromiso de implementar las recomendaciones planteadas por el GIEI, de acuerdo con los principios de nuestra institucionalidad democrática y la Constitución Política del Estado. (…) Estableceremos una comisión del más alto nivel para avanzar en el censo de las víctimas y su correspondiente reparación integral”, señaló el Primer Mandatario durante un acto realizado en el auditorio
del Banco Central de Bolivia (BCB).

Arce también instó al Ministerio Público a implementar las recomendaciones del GIEI y exhortó a la Asamblea Legislativa aprobar en el menor plazo posible, un juicio de responsabilidades para establecer la autoría, responsabilidades y sanciones de estas graves violaciones de derechos humanos. “La historia hoy nos convoca a todas y todos a estar a la altura de las circunstancias para que se haga justicia, y esperemos que todas las fuerzas
políticas asuman esta responsabilidad que se traduce en un compromiso con nuestra democracia”, indicó.

Comprometió el desmantelamiento de los grupos parapoliciales que actuaron durante el golpe de Estado: “Asimismo, siguiendo la sugerencia del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes vamos a desestructurar toda organización parapolicial y grupos irregulares creados como fuerzas de represión paralelas al Estado”.

El informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que se presentó hoy en Bolivia, identifica que el régimen de facto cometió violaciones a los derechos humanos, masacres y ejecuciones extrajudiciales durante el golpe de Estado en 2019.

“En sus más de 750 páginas de testimonios y narración de las torturas, vejámenes y crímenes de lesa humanidad, el informe relata de manera desgarradora las vivencias y momentos de sufrimiento de muchas bolivianas, bolivianos, y sobre la base de evidencias fácticas y científicas, podemos identificar con claridad las graves violaciones de derechos humanos, masacres y ejecuciones extrajudiciales que lamentablemente sucedieron en nuestro país en el Golpe de Estado, coordinado y gestado varios meses antes de noviembre de 2019 con llamados expresos a la desobediencia civil y al desconocimiento de los resultados de las elecciones generales”, subrayó el Jefe de Estado.

El organismo precisa que en noviembre Jeanine Áñez se proclamó Presidenta de la Cámara de Senadores sin el quorum previsto y luego Presidenta interina del Estado Plurinacional de Bolivia, también sin el quorum correspondiente. Poco después ingresó a Palacio Quemado y un militar le puso la banda presidencia y le entregó el bastón de mando.

El mandatario boliviano recordó que una de las primeras acciones implementadas por el gobierno de Áñez fue la promulgación del Decreto Supremo N° 4078, que dio vía libre a las Fuerzas Armadas para reprimir al pueblo con total impunidad: “Desde su publicación, organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil manifestaron su
preocupación por el contenido del decreto. Al respecto, la CIDH manifestó: El decreto pretende eximir de responsabilidad penal al personal de FFAA que participe en los operativos para restablecimiento y estabilidad del orden interno, desconociendo los estándares internacionales de derechos humanos y estimulando la represión violenta. Los alcances de este tipo de decretos contravienen la obligación de los Estados de investigar,
procesar, juzgar y sancionar las violaciones de derechos humanos”.

Arce manifestó que, a consecuencia de las graves violaciones a los derechos humanos, 38 bolivianos fueron masacrados por disparos de armas de fuego y más de un centenar sufrieron lesiones de consideración.

El Jefe de Estado citó los nombre de quienes fallecieron en las masacres de Sacaba y Senkata: Limbert Guzmán Vásquez (20), Beltrán Paulino Condori Aruni (23), Percy Romer Conde Noguera (31), Mario Salvatierra Herrera (54), Marcelo Ricardo Terrazas Selene (48), Silverio Condori (57), Filemón Soria Díaz (45) Miguel Ledezma Gonzales (24) Juan Martin Pérez Taco (18), Heyber Yamil Antelo Alarcón (45), Juan José Mamani Larico (35), Marcelino Jarata Estrada (53), Roberth Ariel Callisaya Soto (20), Filemón Salinas Rivera (15), Omar Calle Siles (26), Cesar Sipe Mérida (18), Juan López Apaza (34), Emilio Colque León (21), Lucas Sánchez (43), Plácido Rojas Delgadillo (18), Armando Carballo Escobar (25), Marcos Vargas Martínez (25), Roberto Sejas (28), Juan José Alcón Parra (43), Devi Posto Cusi (34), Pedro Quisbert Mamani (37), Edwin Jamachi Paniagua (31), Joel Colque Patty (22) Juan José
Tenorio Mamani (22), Antonio Ronald Quispe Ticona (24), Clemente Eloy Mamani Santander (24), Rudy Cristian Vásquez Condori (23), Milton David Zenteno Gironda (24), Calixto Huanaco Aguilario (25), Julio Llanos (81), Julio Pinto Mamani (51), Sebastián Moro (40) y Roger González (no registra edad).

Arce Catacora culminó su discurso parafraseando al extinto líder del Partido Socialista 1 (PS 1), Marcelo Quiroga Santa Cruz: “No es el odio el que impulsa nuestros actos, sino una pasión por la justicia de que hemos dado cuenta a lo largo de nuestra vida”.

Be the first to comment

Deja un comentario