octubre 16, 2021

¿Cuál es la importancia y significado de la wiphala para el pueblo boliviano?

Tras el desplante a la wiphala encabezado por el gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho, en toda Bolivia se realizan actos de desagravio a este símbolo del Estado Plurinacional. Sputnik consultó a líderes sociales para conocer su valor de esta bandera en las luchas por la democracia.

El pasado 24 de septiembre, Día de Santa Cruz (este), la wiphala fue agraviada en la plaza central de esa ciudad, durante un acto dirigido por su gobernador, Luis Fernando Camacho. Desde ese momento, se repiten las protestas en todo el país para homenajear a esta bandera oficial, que representa a los pueblos indígenas.

Sputnik consultó a integrantes de organizaciones sociales, quienes explicaron cuál es el significado y la importancia de la wiphala para el pueblo boliviano, que durante el golpe de Estado de 2019 ya había sido quemada en público por quienes apoyaron al derrocamiento de Evo Morales (2006-2019).

Desde el Gobierno de Luis Arce, varios políticos resaltaron que —al margen de que pueda simpatizar o no— la wiphala es un símbolo patrio del Estado Plurinacional, porque así lo dice la Constitución vigente, aprobada en 2009 por el 62% de la población.

El expresidente Morales usó sus redes sociales para referirse al triste espectáculo del viernes 24.

«Un 24 de septiembre de 2021, los mismos fascistas regionalistas ultrajan la Wiphala y a nuestros hermanos indígenas en plena plaza de armas. El falso discurso de ‘reconciliación’ es un engaño de los golpistas que practican la exclusión y la discriminación», dijo en uno de varios tweets que dedicó al turbulento homenaje departamental.

Símbolo de lucha

Ramiro Saravia es integrante de la Red Tinku. Con esta organización social integra la Coordinadora Memoria Verdad y Justicia, creada recientemente para pedir justicia por las masacres de Sacaba y Senkata, entre otros graves delitos cometidos por el régimen de facto de Jeanine Áñez (2019-2020). Todos los viernes al atardecer se reúnen en la plaza 14 de Septiembre, de Cochabamba.

«La wiphala se volvió un símbolo de lucha a partir de 1992, cuando se cumplieron 500 años [de la llegada de la Corona española a América]», dijo Saravia a Sputnik. «En el 92 había en todas las ciudades de Bolivia movilizaciones indígenas, campesinas y del poco movimiento popular que quedaba. Estábamos en pleno neoliberalismo», evocó.

Saravia recordó que las wiphalas se habían vuelto a ver en 1979, durante las elecciones generales que finalizaron la dictadura del general David Padilla. Luego se las vio en los 80, en el Trópico de Cochabamba, cuando los sindicatos cocaleros se enfrentaban a las fuerzas armadas locales y a la Administración de Control de Drogas de EEUU —DEA por su sigla en inglés—.

Con el quinto centenario, la wiphala se popularizó en toda América Latina. El entonces líder social Evo Morales era su principal embajador.

A partir de ese momento, «el movimiento campesino indígena originario fue el que empezó a tener la wiphala como símbolo. Ya no tenía las banderas rojas y negras de los sindicatos o de la izquierda. Eso es muy importante», remarcó Saravia.

Pero al verla presente en protestas, «la gente de la ciudad empezó a decir que las wiphalas eran de los cocaleros, lo cual era estúpido y absurdo, porque la wiphala va mucho más allá», consideró el integrante de la Red Tinku.

«Con la lucha campesina, la wiphala se volvió un símbolo antiimperialista y de descolonización. Porque recordemos que el Trópico de Cochabamba estaba manejado desde los Estados Unidos, era un territorio controlado por la DEA y la USAID [Agencia Internacional de Desarrollo de ese país]», dijo Saravia.

Para 2005, cuando Evo Morales ganó la presidencia de Bolivia, «la wiphala ya era más famosa. Pero los sectores de la ciudad, como desconocen su historia, relacionaron a la wiphala con Morales y el MAS», el Movimiento Al Socialismo, su partido.

Para Saravia, es una bandera que encarna «las luchas de resistencia. Eso la hace tan fuerte en América Latina. Porque yendo a Argentina, Chile o Colombia, los movimientos en las calles están con la wiphala», evidenció.

Mencionó que años atrás estaba en una ciudad de Europa para festejar el 1º de Mayo con su wiphala. Grande fue su sorpresa al notar que la de él no era la única flameante en la movilización.

Entonces ¿por qué causa tanto rechazo entre algunos sectores esta bandera? Para Saravia, ello se debe justamente a su alta presencia en movilizaciones sociales: «Por eso le duele a la derecha».

En estos días, varios medios privados defienden el desplante de Camacho a este símbolo. «Si bien ellos tienen mucho alcance mediático, la wiphala está constitucionalizada. Por eso la deben respetar Camacho y todos los fascistas de Santa Cruz».

El Gobierno de Arce anunció que iniciará procesos al gobernador cruceño por su afrenta al símbolo plurinacional. También serían procesadas más personas, quienes latiguearon en público al tata Iver Valenzuela, autoridad del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ).

«Para nosotros deben ser procesados, porque lo que hicieron realmente no tiene perdón», sostuvo Saravia.

Símbolo de paz

Virginia Romero integra la Federación Departamental de Mujeres Campesinas Originarias Indígenas de Cochabamba Bartolina Sisa. En la entrada de la Federación de Campesinos dijo a Sputnik que la wiphala «es una bandera de integración para los pueblos indígenas de Bolivia. Es símbolo de unidad, no de división, y está en el ajayu (alma)».

Agregó que «debe estar en el oriente y occidente de Bolivia, porque es un símbolo de paz para los pueblos originarios del mundo, que resistieron el racismo y el exterminio colonial. Entonces ¡jallalla nuestra nuestra wiphala!», exclamó con esta bandera en sus manos.

Al día siguiente del ultraje a la wiphala, el papá del gobernador de Santa Cruz quiso viajar a Estados Unidos. Pero tuvo que esperar a que el Ministerio Público le entregara una citación para declarar en el marco del juicio por el golpe de 2019. En videos, Camacho hijo se ufanaba de que su papá, José Luis, había pactado con las fuerzas militares para que se sumaran al derrocamiento de Morales.

«Mire: yo no sé por qué Camacho está en la Gobernación, ya que él y su padre pues han formado grupos guerrilleros a nivel nacional, que han llegado a masacrar a nuestra gente humilde, más que todo a los pueblos originarios», dijo Romero.

La bartolina recordó que durante los 11 meses de Gobierno de facto «había demasiado racismo. Nosotros los bolivianos no teníamos voz ni voto, porque ellos habían pisoteado nuestra democracia».

Y repuso: «Realmente nos ha costado muerte, humillación y encarcelamiento recuperar nuestra verdadera democracia». Esa lucha, como la de ahora, se realizó con wiphalas en las manos.
El gobernador cruceño usó su Twitter para sostener que su papá era víctima de persecución.

Be the first to comment

Deja un comentario