octubre 28, 2021

Exégesis de la reciente legitimación del capital inmobiliario en La Paz como fatal política neoliberal

Por Valentina Enriquez Moldez -.


Este 22 de septiembre, en la sesión No. 77 del consejo Municipal de La Paz, se aprobó la ley municipal de “Regularización de edificaciones y adecuación normativa territorial”. Ley que es profundamente cuestionada por las clases menos privilegiadas por sus consecuencias nada propicias para los que no son dueños del capital inmobiliario. Lo curioso del asunto es que la bancada de concejales del Movimiento Al Socialismo (MAS), a excepción de la concejal Joselinne Pinto, votó a favor de los intereses de los grandes empresarios inmobiliarios, subordinándose de tal manera a la proposición de Iván Arias.

Quizás aún no nos demos cuenta del grado de seriedad de lo que está pasando, lo digo no solamente por lo que significa la desalineación de los concejales a tan solo cuatro meses y medio desde su posesión, sino también por la trascendencia de dicha ley.

Con esta medida están asumiendo en general las líneas de política urbana neoliberal y están dejando en manos del gran capital inmobiliario-financiero empresarial la producción y reproducción de lo urbano.

La urbe capitalista neoliberal es el resultado, aún en proceso, de la combinación de las acciones de producción y reproducción del capital inmobiliario-financiero para sustentar la acumulación de las distintas fracciones del capital y de la reproducción social de lujo de sus actores dominantes.

Es también resultado de la reproducción restringida y penosa de los trabajadores, necesarios a la acumulación de capital y la operación del Concejo Municipal; asimismo es efecto de las formas económicas y urbanas de subsistencia de los trabajadores pauperizados y de las acciones y regulaciones de los diversos niveles de operación del Estado; es igual fruto de las políticas urbanas en su sentido más amplio, que en el neoliberalismo están dirigidas fundamentalmente a facilitar la acción del capital inmobiliario-financiero y otras de sus fracciones y, marginalmente, a sustentar las condiciones esenciales para legitimarse políticamente ante las masas y apoyar la reproducción social de los sectores de la fuerza laboral requeridos por el funcionamiento de la formación social.

Sin duda alguna este es un indicador que no puede pasar desapercibido ante la militancia del MAS, sobre todo si se quiere hacer una resistencia ante las políticas de Iván Arias, que no son más que la fatal continuación del agravio ocasionado por Luis Revilla a la ciudad paceña.

Be the first to comment

Deja un comentario