octubre 15, 2021

Presidente boliviano advierte que no se repetirá una crisis como la de 2019

LA PAZ (Sputnik) — El presidente boliviano, Luis Arce, afirmó que Bolivia no volverá a vivir una crisis política como la de 2019, cuando la oposición conservadora activó protestas que culminaron en un golpe de Estado contra el Gobierno de Evo Morales (2006-2019).

«Con el patriotismo de hermanos y hermanas como ustedes, que son la inmensa mayoría de la patria, no volveremos a los periodos nefastos de nuestra historia, como fue el golpe de Estado de 2019 o como el que pretenden abrir nuevamente unas minorías», dijo Arce en un discurso en el departamento amazónico de Pando (norte).

El gobernante hizo su advertencia mientras transcurrían las primeras horas de un paro nacional opositor, que afectaba a algunas actividades urbanas en Santa Cruz (este), bastión de la derecha y sede del Comité Cívico que lideraba las protestas.

Arce aseguró que en Bolivia está todavía fresco el recuerdo del golpe que instaló al gobierno transitorio de Jeanine Áñez —actualmente detenida y bajo proceso judicial— cuya duración fue de un año hasta que el Movimiento Al Socialismo (MAS) retomó el poder por vía electoral en noviembre pasado.

«Después de 12 meses oscuros y violentos impulsados por los golpistas, hemos retomado el irrenunciable camino de la liberación nacional que no es otro horizonte que el vivir bien», afirmó, en tono desafiante, el socialista que llegó al poder con el 55% de los votos.

Sin dar señales de atender las dos principales demandas de la protesta, Arce dijo que ésta respondía a intereses de minorías enfrentadas a la gran mayoría nacional, de indígenas y campesinos, que consideró representada en el Gobierno por el «proceso de cambio» iniciado por el MAS en 2006.

Las minorías, dijo, «solo conciben democracia cuando las mayorías están silenciosas y excluidas de la participación política en nuestro país; eso nunca más volverá a suceder».

El primer paro opositor contra Arce fue convocado por un recién conformado Bloque de Unidad encabezado por el Comité Cívico cruceño y en el que participan también dos expresidentes conservadores y miembros de conocidos grupos antimasistas como el Comité Nacional de Defensa de la Democracia.

La protesta era una muestra de apoyo a la expresidenta Áñez (2019-2020) y a los sectores que rechazan un proyecto de ley contra la legitimación de ganancias ilícitas.
La mayoría oficialista en el parlamento ha paralizado el tratamiento de ese proyecto, abriendo un proceso de consultas con diversos sectores, incluidos los comerciantes minoristas informales que fueron los primeros en rechazarla.

Be the first to comment

Deja un comentario