enero 9, 2022

Analista peruano refuta carta de exdiplomáticos contra Evo Morales

Lima-. El exconsejero presidencial Alberto Adrianzén, experto en política internacional, calificó hoy como “extraña y equivocada” una carta de exdiplomáticos peruanos contra el líder boliviano Evo Morales y el movimiento Runasur.

En declaraciones a Prensa Latina, Adrianzén señaló que, contra lo que afirma el texto, ni en Bolivia ni en Perú se plantea el objetivo de crear una “República Aymara” (con territorios de ambos países y de Chile) ni de fracturar el territorio peruano, ni de modificar la conformación de los países del área.

Agregó que invocar esos supuestos objetivos expresa temores infundados, denota “prejuicios macartistas ausentes cuando los firmantes ejercieron cargos públicos”.

Dijo también que el comunicado de tres excancilleres y ocho exviceministros de Relaciones Exteriores es errado porque abona a una polarización nacional e internacional que solo sirve a los sectores de ultraderecha de Perú y de la región.

Según el especialista, la declaración contradice “la tradición diplomática de nuestro país basada en el respeto a la soberanía, a la democracia y la no injerencia, en un nacionalismo latinoamericano y en la integración regional”.

El texto de los exdiplomáticos, añadió, coincide con declaraciones de opositores al gobierno incluyendo a los que han pedido la intervención de Estados Unidos, alegando que “Perú ha sido capturado por el comunismo”.

“Todas esas declaraciones no solo deslegitiman al gobierno sino que abonan a crear una atmósfera, incluso internacional, favorable a la vacancia (destitución) presidencial ”.

Adrianzén sugirió que la Cancillería aclare que la carta de los exfuncionarios y otras declaraciones similares, “son expresiones personales que no reflejan la política exterior de un gobierno que busca transformar el país y avanzar en el proceso de integración de pueblos y naciones de América Latina”.

Sobre el pedido de los firmantes al Gobierno, de vetar la presencia de Evo Morales en Perú, advirtió que “es una ofensa al hermano país de Bolivia” y pretender que se prohíba Runasur expresa un comportamiento poco democrático e intolerante”.

“Los peruanos y bolivianos, así como dirigentes políticos y sociales de otros países, tienen todo el derecho a reunirse y discutir sus problemas, como lo hacen grupos religiosos y políticos conservadores para planificar sus ofensivas contra la democracia y los derechos en la región”, agregó Adrianzén.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario