mayo 19, 2022

Bolivia: reto principal del Gobierno es «resolver las tensiones internas» (+ audio)

El exministro de Gobierno del expresidente Evo Morales (2006-2019) y analista político, Hugo Moldiz, dijo a ‘Telescopio’ que los cuestionamientos de la base social del Gobierno al gabinete proponen el desafío de “articular la jefatura de partido y la del Estado” que ya no recaen solo en Morales.

El sábado 22, en el marco del 13º aniversario del Día del Estado Plurinacional en Bolivia, el presidente Luis Arce envió un mensaje de unidad donde además destacó los principales logros económicos de su Gobierno.

El mandatario llamó a la unidad del pueblo boliviano y a no dejar que florezcan las ambiciones porque “solo la conciencia, la organización y la movilización del pueblo unido son capaces de derrotar a enemigos tan poderosos como el imperialismo».

El discurso de Arce llegó en momentos de amenazas desestabilizadoras por parte de la oposición y de algunas diferencias hacia la interna del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) sobre la integración del gabinete del mandatario, con críticas en especial al actual ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

«El mayor problema que enfrenta el Gobierno de Bolivia no es ni económico ni de oposición. El mayor escollo es cómo resolver las contradicciones y tensiones al interior del Movimiento al Socialismo [MAS]», dijo a Telescopio Hugo Moldiz, exministro de Gobierno del expresidente Evo Morales y analista político.

Moldiz consideró que el balance realizado por Arce «fue claro y contundente, dio certezas sobre el comportamiento de la economía que, como la de todos los países, sufrió los efectos de la pandemia pero que se agravó por el desgobierno de Jeanine Añez».

Al escuchar a Arce, según el entrevistado es claro que «la economía no parece ser el principal problema. Y también se refirió a «una oposición que ante su debilidad electoral y por saberse en minoría, recurre a vías de desestabilización a través de los comités cívicos y otros organismos con financiamiento externo”.

«El mayor problema del Ejecutivo boliviano es lograr resolver las contradicciones y tensiones al interior del MAS. Si se tiene la capacidad de convertirlas en una salida virtuosa, en la que no se le dé de comer a la oposición, logrará avanzar», añadió.

Moldiz también se refirió a los cuestionamientos de la base social del Ejecutivo al gabinete del presidente Arce, y en especial sobre el actual ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

«Bolivia tiene una democracia representativa y participativa donde el pueblo decide. Pero el presidente ha dejado clara su posición de que él es quien escucha, pero también decide cuándo y a quiénes cambia porque cada quien tiene su responsabilidad en el ámbito de su competencia», sostuvo el entrevistado.

Para el analista, la cuestión de fondo no es la continuidad del gabinete, sino «cómo se logra una articulación en las nuevas condiciones que existen, porque antes la jefatura de partido y del Estado estaba concentrada en Morales. Pero ahora hay por un lado una jefatura del partido y por otro lado está la del Estado. Y en esta contradicción es normal que se produzcan roces».

Sea el primero en opinar

Deja un comentario