mayo 16, 2022

Magistrado de Bolivia prevé más prevaricación en favor de feminicidas

La Paz-. El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Bolivia, Ricardo Torres, afirmó hoy tras una revisión preliminar de varios informes judiciales que el caso del feminicida serial Richard Choque no es el único.

“Se ha requerido la información correspondiente a los jueces de ejecución penal. Entendemos que el caso Richard Choque Flores posiblemente no sea el único (…), a través de los informes preliminares, podemos sostener que sí hay casos similares”, aseguró la autoridad en declaraciones al canal estatal Bolivia TV.

Torres confirmó que en los reportes recibidos existen anomalías y agregó que se realizará una revisión de todos esos expedientes en la comisión especial constituida por una indicación del mandatario, Luis Arce, la cual quedó instalada este viernes.

Indicó el magistrado que este comité multisectorial fiscalizará todos los casos de violación, feminicidio o abuso que tienen sentencia, y en los cuales se presume que los comisores fueron beneficiados de alguna manera por funcionarios del órgano judicial para lograr su liberación.

Este equipo deberá presentar los resultados preliminares en el término de 120 días.

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, precisó que la Comisión de Revisión de Casos de Violación y Feminicidio está integrada por su cartera, la de Justicia y Transparencia, la de Gobierno.

Asimismo participan el titular de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, y el de la de Diputados, Freddy Mamani.

También conforman la comisión: el presidente del TSJ, el del Consejo de la Magistratura, Marvin Molina; el titular del Tribunal Constitucional, Paul Franco; el Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, y el Procurador General del país andino-amazónico, Wilfredo Chávez.

“La instancia interinstitucional prevé analizar sentencias condenatorias ejecutoriadas desde la gestión 2013, en un plazo de 120 días (sic)”, Informó el Ministerio de la Presidencia en una nota publicada en sus redes sociales.

El escándalo originado por la liberación del condenado por feminicidio y violación Richard Choque derivó hasta este viernes en el arresto de seis personas, entre ellas un juez, una abogada y un fiscal.

El asesino serial confesó que su defensora, Marlene P. H., cobró tres mis 500 dólares por conseguir un certificado médico falso en el que se le declaraba enfermo.

La letrada sobornó con una botella de Wkisky al juez Rafael Alcón, quien favoreció al reo con libertad extrapenal durante 18 meses, pese a que Choque cumplía una condena de 30 años por asesinato.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario