mayo 16, 2022

Presidente de Diputados destaca la unidad del MAS como factor de reconstrucción del país

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, destacó este lunes la unidad del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS – IPSP) en el proceso de recuperación de la democracia y reconstrucción del país.

“Gracias a la unidad, recuperamos la democracia; ahora, reconstruimos nuestro país. Por eso, es tan importante resaltar la unidad, sobre todo. Mañana, celebramos 27 años de vida de nuestro Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos, la fuerza política más importante de la historia boliviana”, indicó en conferencia de prensa.

El Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos proviene y surge del movimiento campesino y social, con el objetivo de recuperar el poder político para las mayorías nacionales. Este martes 29 de marzo, celebrará 27 años de creación.

“Con la unidad del pueblo, vamos con más transformaciones para nuestro querido país”, indicó el Presidente de la Cámara de Diputados.

En marzo de 1995, en Cochabamba, los dirigentes campesinos decidieron pasar de la lucha sindical por sus reivindicaciones a la lucha electoral, para asumir el poder y desde el Gobierno adoptar las decisiones más acertadas a favor de los sectores más empobrecidos de Bolivia.

De esa manera y ese mismo año, fundaron el MAS-IPSP liderado por el entonces dirigente cocalero Evo Morales para luchar por el poder en democracia.

El MAS-IPSP, liderado por Morales, venció las elecciones generales de 2005 con 54% de los votos, registrándose así el apoyo más mayoritario de la historia de Bolivia.

En 2009, esa organización política volvió a vencer las elecciones con 64% y en 2014 con 62%.

En octubre de 2018, el MAS-IPSP se convirtió en el partido político más grande de la historia boliviana cuando registró en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) a más de un millón de militantes.

Un año después, en 2019, el mandato de Morales fue interrumpido tras una convulsión social y violenta generada por un supuesto fraude electoral denunciado por la derecha liberal, que a la fecha no fue comprobado.

Ese suceso derivó en la instauración de un gobierno de transición de forma irregular durante 11 meses.

Sin embargo, en las elecciones de octubre de 2020, el MAS-IPSP volvió a vencer en las urnas con el 55% del voto de los bolivianos y retomó las riendas del país.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario