mayo 15, 2022

Vuelven a marchar familiares de desaparecidos de dictadura en Uruguay

Montevideo-. La Asociación Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos y Desaparecidos por la dictadura de 1973 a 1985 anunció hoy la vuelta presencial a la Marcha del silencio para exigir el paradero de las 197 víctimas.

Después de dos años de pandemia de la Covid-19 se reanudará la tradicional movilización del mes de mayo por la más céntrica avenida capitalina, bajo la consigna este año de Dónde están, la verdad sigue secuestrada.

El portavoz de la agrupación, Ignacio Errandonea, subrayó que se insistirá en la responsabilidad que tiene el Estado porque, dijo, “llevamos dos años de este nuevo gobierno y la verdad sigue oculta, hay un compromiso de palabra de continuar la búsqueda”.

Para los dolientes de los desaparecidos “la verdad la tienen los militares y es el gobierno que debe exigirle a las Fuerzas Armadas que nos entregue la información”.

Dicho colectivo solicitó hace meses una entrevista con el presidente de la república, Luis Lacalle, para transmitirle sus preocupaciones e indicaciones de instalaciones castrenses que guarden archivos de las actuaciones represivas de 1973 a 1985, en el marco de la Operación Cóndor, sin obtener respuestas.

Sin embargo, se quejaron de que el mandatario recibió a un grupo vinculado a exmilitares que guardan prisión por cometer delitos de lesa humanidad, en campaña por transferirlos a reclusión domiciliaria.

Al propio tiempo la Asociación de expresos políticos Crysol recabó del mandatario la permanencia en el Instituto Nacional de Derechos Humanos de los funcionarios Mariana Motta y Wilder Tayler, bajo una campaña en su contra desde la coalición oficialista de partidos de derecha.

“Ambos llevaron a cabo su labor con solvencia, compromiso y responsabilidad las actividades realizadas en el marco de los detenidos desaparecidos”, enfatizó.

Crysol recordó que el exgeneral y senador de Cabildo Guido Manini ocultó a la justicia la desaparición forzada de ciudadanos, lo cual fue una práctica represiva bestial del Estado uruguayo.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario