mayo 16, 2022

El Gobierno de España destituye a la directora del Centro Nacional de Inteligencia por el escándalo de espionaje

La directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, ha sido destituida por el Gobierno de España este martes después del escándalo de espionaje que ha protagonizado la institución durante las últimas semanas.

La salida de Esteban se produce después de que un informe del Centro Criptológico Nacional (CCN), dependiente del CNI, confirmara la brecha de seguridad que permitió que fuera espiado el móvil del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los de al menos tres ministros de su Gabinete: los titulares de Defensa, Interior y Exteriores.

Ya antes el organismo responsable de la inteligencia española se había situado en el foco de las críticas, después de que se destapara el espionaje al que habían sido sometidas 65 figuras del independentismo catalán, incluidos todos los presidentes de esta región desde 2010. Aunque no se conocía al responsable, todas las miradas se centraron en el CNI.

De hecho, la propia Estaban confirmó la semana pasada ante la Comisión de Secretos del Congreso de los Diputados que el centro que dirigía había interceptado los terminales de al menos 18 personas relacionadas con el independentismo, entre las que se encontraba el actual presidente de Cataluña, Pere Aragonés, que había sido espiado cuando era vicepresidente. Además, podía haber interferido en los teléfonos de otras diez personas de este ámbito, puesto que el informe mostrado contenía 10 nombres tachados.

Todo este escándalo de espionaje cristalizó en duras críticas provenientes de la oposición, de los partidos catalanes e, incluso de Unidas Podemos, socio minoritario de los socialistas en el Gobierno encabezado por Pedro Sánchez. Durante estas semanas se han exigido responsabilidades, apuntando incluso a la cabeza del Ministerio de Defensa, Margarita Robles.

Desde el Gabinete de Sánchez se comprometieron a acometer dos investigaciones, una interna en el seno del CNI, y otra a cargo del Defensor del Pueblo. Ahora se estima que la cabeza de Esteban es un presente que pretende calmar las aguas sobre todo con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el partido independentista que se ha visto afectado por el espionaje y que hasta ahora había sido socio de legislatura de Sánchez. Así, el cese se conoce tan solo unos días antes de que se produzca una reunión entre Sánchez y Aragonés (perteneciente a ERC), en el que el escándalo Pegasus, el software israelí utilizado para la captación de los móviles, centrará buena parte de su contenido.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario