agosto 12, 2022

II Congreso Nacional de Archivos de Bolivia: el desafío del siglo XXI

Por Luis Oporto Ordóñez*-.


El 14 de junio la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia y el ABNB anunciaron la realización del II Congreso Nacional de Archivos de Bolivia, del 18 al 21 de octubre de 2022 en Sucre.

El I Congreso Nacional de Archivos convocado por el ABNB se desarrolló entre el 26 y el 28 de abril de 2007, con el objetivo del tratamiento del anteproyecto de Ley del Sistema Nacional de Archivos, evento que contó con la participación de 67 delegados representando a 34 instituciones de los nueve departamentos. El congreso estuvo presidido por el padre Mauricio Valcanover.

Desde ese lejano abril de 2007 la archivística boliviana experimentó un notable proceso de consolidación, con hitos fundamentales como el desarrollo de la impresionante infraestructura desarrollada por el archivista autodidacta más importante del siglo XXI, Edgar “Huracán” Ramírez, que logró construir tres monumentales edificios en las ciudades de El Alto, Oruro y Potosí, para albergar 43 mil metros lineales de documentación que fue destinada a la destrucción inminente por la administración neoliberal de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y fue precisamente salvada por él y sus célebres archivistas mineros.

En el Órgano Legislativo se consolidó el Sistema Archivístico con transferencias regulares desde los Archivos Centrales de la Cámara de Senadores y Diputados a la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional (Bahalp), dependiente de la Vicepresidencia del Estado; por su parte, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) implantó su sistema archivístico, enlazando las labores de los archivos de los nueve Tribunales Departamentales Electorales. El Banco Central de Bolivia (BCB) emplazó su Archivo Intermedio Nacional en la ciudad de El Alto. La Administradora Boliviana de Carreteras modernizó su sistema de archivo e instaló el Archivo Histórico del Antiguo Servicio Nacional de Caminos, igualmente en la ciudad alteña. Finalmente, la Contraloría General del Estado anuncia la inauguración de las labores de su Archivo Intermedio Nacional en la ciudad de Oruro, el 17 de junio, en el que concentrará las documentaciones inactivas de sus tres sedes regionales.

En ese lapso, Bolivia se insertó exitosamente en tres espacios a nivel internacional. Forma parte, con una plaza permanente, en el Consejo Internacional de Archivos del Mercosur, el cónclave regional más importante en la actualidad. Igualmente forma parte del Comité Permanente del Encuentro Latinoamericano de Bibliotecarios, Archivistas y Museólogos, fundado precisamente por la Bahalap en la ciudad de La Paz el 11 de septiembre de 2009. Egtre 2017 y 2019 ocupó la presidencia del Comité Regional de América Latina y el Caribe del Programa Memoria del Mundo de la Unesco-Mowlac, en el que alcanzó a situarse en el tercer lugar en documentos registrados en el Programa, después de México y Brasil.

Finalmente, la archivística boliviana se ha dotado de obras esenciales, de síntesis, como la Historia Archivística Boliviana, la Legislación Archivística Boliviana y el Diccionario Biográfico de Archivistas de Bolivia, único en su género a nivel mundial, hasta la fecha. La producción intelectual regional se ha visto fortalecida con las 65 ediciones de la revista Fuentes, editada entre 2002 y 2020 por la Bahalp, que recogió los avances de investigación de Bolivia, Latinoamérica, el Caribe, España y otros países.

El anteproyecto de ley del Sistema Nacional de Archivos de 2007, que fue introducido al debate congresal por el senador Oscar Cornejo (ya fallecido), quedó superado con la promulgación de la Constitución Política del Estado (CPE) de 2009, que deja atrás a la República centralista para dar paso al Estado Plurinacional con autonomías departamentales y municipales. La nueva Constitución incorpora más de 90 artículos que hacen referencia al acceso a la información, patrimonio cultural, patrimonio natural, patrimonio documental, régimen de competencias exclusivas para su salvaguarda y desarrollo, incide en la gestión documental en las instituciones del Estado e incorpora las formas propias de generar memoria en los pueblos indígenas. Artículos emblemáticos como el 21.6, que reconoce el derecho fundamental de las bolivianas y bolivianas de acceder a la información, analizarla, interpretarla y difundirla de forma libre, marcan el inicio de un nuevo ciclo garantista. En esa misma línea se inscribe el Artículo 237, que señala la obligación para el ejercicio de la función pública, el de custodiar e inventariar en oficias públicas, los documentos propios de la función pública sin que puedan ser sustraídos ni destruidos, así como el régimen de la reserva. Por otro lado, marca con claridad las responsabilidades exclusivas de los niveles central, departamental y municipal de gobierno para gestionar y preservar el patrimonio cultural y natural, así como el patrimonio documental, archivístico, hemerográfico y bibliográfico del Estado Plurinacional.

Consecuente con la línea constitucional de 2009, el 29 de abril de 2013 promulgó la Ley 366, del Libro y de Fomento a la Lectura Oscar Alfaro, que crea el Sistema Plurinacional de Archivos y Bibliotecas, compuesto por todos los archivos y bibliotecas públicas y privadas del Estado Plurinacional, reglamentada por DS 1.768, de 16 de octubre del mismo año, en el que establece el Subsistema de Archivos, conjunto articulado de los archivos institucionales encargados de la gestión documental y el tratamiento, conservación, difusión y salvaguarda del patrimonio archivístico del Estado, conformado por el ABNB, los Archivos de los Órganos del Estado, archivos de colegios de profesionales, academias y fundaciones científicas y culturales, archivos eclesiásticos, colecciones privadas que adhieran y archivos departamentales, regionales y municipales.

La convocatoria se realizó en el marco del Día Internacional de los Archivos, como una muestra del desarrollo archivístico alcanzado en el país, y que con la próxima implantación del Sistema Plurinacional de Archivos, creado por Ley 366 de abril de 2013, nos permitirá estar a la altura de otros países de la Región.


  • Magister Scientiarum en Historias Andinas y Amazónicas y docente titular de la carrera de Historia de la UMSA.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario