agosto 12, 2022

Uruguay entre presupuestos y reclamos salariales

Montevideo-. El proyecto de Rendición de Cuentas presupuestal del gobierno de Uruguay se sometió al análisis parlamentario en una semana caracterizada por reclamos salariales.

Desde la bancada opositora del Frente Amplio, su diputada Bettiana Díaz afirmó críticamente que lo presentado para gastos es menos de la mitad de lo perdido en recortes presupuestales.

La legisladora denunció que la anunciada nueva asignación de recursos no es tal, en tanto ya la pagó la ciudadanía con los aumentos de impuestos, reducción de salarios y pasividades y aumento de tarifas que ya tuvimos, y con el achique del gasto en algunas prestaciones sociales”.

Según explicó, el incremento presupuestal de 226 millones de dólares, con prioridad en seguridad y educación, “no compensa» porque por debajo estamos en 594 millones en recortes presupuestales, entre 2020 y 2021, de la administración central y de organismos.

Por otra parte la inflación que padece Uruguay absorbió ya más que el total del ajuste salarial conseguido por esta causa, según estableció el Instituto Cuesta Duarte, del movimiento sindical.

Después de un período de progresiva aceleración de los precios entre el último tramo de 2021 y los inicios de 2022, en los cuatro meses que van de marzo a junio de este año, la inflación se mantuvo en una franja entre 9,2 y 9,4 por ciento.

En torno a las iniciativas oficialistas contenidas en la Rendición De Cuentas, causó malestar en referentes del cine y la cultura en general, la derogación de la mayoría de los artículos de ley que creó en 2008 el Instituto de Cine Audiovisual (ICAU) y Fondo de Fomento Cinematográfico y Audiovisual.

Sus críticos aseguraron que la nueva institucionalidad motivará un vuelco hacia el cine industrial, de los servicios de producción y de plataformas como Amazon y Netflix «que no vienen a contar nuestras historias».

Inusitado en apariencia resultó en la semana que integrantes de la Unión de Sindicatos Policiales (USIP) de Uruguay se concentraron frente al Palacio Legislativo, en reclamo de un salario digno que respalde su desempeño en seguridad pública.

“Los derechos también se conquistan en las calles, como todos los trabajadores lo hacen”, señaló un manifiesto convocador, para lo que los participantes marcharon sin uniformes y armas por la reivindicación de un 22 por ciento de aumento de salario y recuperar la caída de los últimos años.

Otra cara de la seguridad ciudadana fue que Uruguay cerró estadísticamente el primer semestre de 2022 con una subida de 188 homicidios, que representan un 39,5 por ciento más en comparación con igual período del año precedente.

Al reconocer estas cifras, el ministro del Interior, Luis Alberto Hebger, dijo que 94 de esos asesinatos tuvieron que ver con conflicto entre grupos criminales, tráfico de drogas y ajustes de cuentas.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario