mayo 26, 2024

A 50 años del MIR (segunda parte)


Por  Claudia Miranda Díaz *-.


Con frecuencia añoramos a grandes cuadros políticos mineros, obreros, universitarios, campesinos -una gran mayoría ya no están presentes entre nosotros-; lo que olvidamos señalar es que todos fueron militantes de un partido político de izquierda. Para recordar al MIR antes de su división (1984, 1985), retrocederemos a los inicios de la izquierda en Bolivia.

Antecedentes.

Bajo el influjo de la Revolución Rusa (1917) y la importancia política de la Guerra del Chaco (1932-1935), surgen los primeros partidos políticos de izquierda en nuestro país: el Partido Obrero Revolucionario, POR (1935); el Partido de la Izquierda Revolucionaria, PIR (1940). De una escisión del PIR nació el Partido Comunista de Bolivia (1950); de una división del PCB, nacería el Partido Comunista Marxista Leninista, PCML (1965). El Ejército de Liberación Nacional, ELN (1967); el Partido Socialista, PS (1970). De una disensión de PS, surgió el Partido Socialista-1 (1978). El MIR (1971); todos estos partidos de tendencia Marxista-Leninista.

El Movimiento Nacionalista Revolucionario (1942), fue una organización política de propensión nacionalista. Los partidos indigenistas aparecerían en los años 70, en dos tendencias claramente definidas: los kataristas y los indianistas.

Después del apogeo.

En las décadas 40 al 70, del Siglo XX, los partidos mencionados generaron grandes lideratos, cuadros políticos que recibían adiestramiento en escuelas de formación política soviéticas y cubanas; además de la sostenida instrucción política que cada partido imponía al interior de sus filas. Estos líderes jóvenes (bajo la vanguardia obrera –especialmente minera-), condujeron a nuestro país, hacia cambios revolucionarios como la Revolución del 52, la defensa de nuestros recursos naturales (plata, estaño, petróleo), recuperaron la democracia (1982) luego de enfrentar a las dictaduras militares de ese tiempo.

En los años 80 empieza el declive, con la Perestroika (1985) y la caída del muro de Berlín (1989), todos los partidos sufren divisiones internas, quedando ideológicamente situados en la derecha, el centro y la izquierda, el MIR no fue la excepción.

Un partido de masas y su origen.

Los partidos políticos de izquierda mencionados, eran fundamentalmente “partidos de cuadros”, por eso tenían grandes líderes como: Guillermo Lora, Simón Reyes, Juan Lechín Oquendo, Filemón Escobar, Edgar Huracán Ramírez, Marcelo Quiroga Santa Cruz, Genaro Flores y muchos más. En cambio, el MIR había decidido ser un partido de masas, sin descuidar la formación de cuadros políticos en todos sus estamentos de dirección nacional, regional y local (que hasta hoy, muchos continúan vigentes). Contó con líderes como: René Zavaleta Mercado (Orureño, 1935-1984); Pablo Ramos Sánchez (Tarijeño, 1937-2021), ambos fundadores del MIR; Jorge Chichi Ríos Dalenz (Cochabambino, 1941-1973, dirigente Nacional del MIR, asesinado en Santiago de Chile, durante la dictadura  de Augusto Pinochet y Hugo Banzer Suarez); Artemio Camargo (Chuquisaqueño, 1948-1981, dirigente minero, asesinado en la Masacre de la Harrington, en La Paz, durante la  dictadura de Luis García Meza); Juan de la Cruz Villca (Orureño, líder campesino, 1945- 2016) murió siendo parte del proceso de cambio, en el MAS) y muchos más.

El MNR, fue el primer partido de masas que tuvo nuestro país, con la inserción de campesinos entre sus bases, se extendió a través de todos los rincones de la nación, el país se pintó de rosado. El MIR, pintó el país de naranja en todos los estamentos sociales: campesinos, obreros y clases medias, constituyéndose en el segundo partido político más grande de nuestra historia.

Todos los partidos de izquierda nacieron en las clases medias, fueron dirigidos por las clases medias, aunque en su estructura orgánica hayan sido incorporados sectores obreros, como en el caso del MIR, el Comité Ejecutivo estaba formado por: Jaime Paz Zamora, Oscar Eid Franco y Antonio Aranibar Quiroga, fue agregado Walter Delgadillo Terceros, que provenía del sector obrero fabril.

Estructura orgánica.

Una primera decisión que tomó el MIR al momento de su fundación (1971),  fue enfrentar a la dictadura Banzerista (1971-1978), luego vendrían las dictaduras militares de: Juan Pereda Asbún (1978), Alberto Natusch Busch (1979) y Luis García Meza (1980-1981), con su presencia orgánica y militante dentro del país; si algunos dirigentes salían exiliados o caían presos, inmediatamente se articulaba una nueva dirección nacional que asumía la conducción partidaria desde Bolivia. En este largo período de 11 años dictatoriales, tuvo varias direcciones nacionales clandestinas (DNC); la DNC-1 conformada por Jaime Paz, Antonio Aranibar, seguidos por Oscar Eid, Alfonso Camacho, Ricardo navarro y otros. Al caer preso Oscar Eid y algunos miristas más; se constituyó la DNC-2, luego la DNC-3.

Después de la DNC, venían las direcciones regionales, los frentes de masas, hasta llegar al último eslabón del militante de base, quien era parte de una célula de cuatro personas, generalmente con nombres falsos, no existía contacto entre las células, pero existía una logística entre “correos” que permitía el funcionamiento nacional del MIR, en clandestinidad  con algunas bajas regulares que caían presas, exiliadas o asesinadas.

El MIR nació como una organización colectiva, las decisiones se las tomaba de forma democrática, se practicaba el centralismo democrático.

La derecha golpista, siempre estará al acecho de tomar el poder, es preciso contar con una estructura orgánica que enfrente esos avasallamientos a la democracia.


  • Economista y Auditora Financiera

Sea el primero en opinar

Deja un comentario