febrero 3, 2023

Presidente destaca fallo de la CIJ porque ratifica derechos de Bolivia sobre las aguas del Silala y los canales artificiales

La Paz (ABI). – El presidente Luis Arce Catacora destacó este jueves el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) porque ratifica los derechos de Bolivia “sobre las aguas del Silala” y la “soberanía sobre el desmantelamiento de los canales artificiales” construidos para transportar las aguas hacia Chile.

“La Corte Internacional de Justicia ratifica nuestros derechos sobre las aguas del Silala y nuestra soberanía sobre el desmantelamiento de los canales artificiales”, escribió el jefe de Estado en sus redes sociales luego de conocer el dictamen del tribunal leído por su presidenta, la jueza estadounidense Joan E. Donoghue.

El dignatario destacó que “Bolivia resolvió la controversia con un pueblo hermano gracias al trabajo basado en estudios científicos y a nuestra estrategia de relaciones internacionales”.

“Continuaremos esta labor en beneficio de los pueblos”, aseguró Arce a través de sus redes sociales.

El proceso iniciado por Chile en contra de Bolivia, en 2016, concluyó este jueves con la lectura de la sentencia del caso titulado “Disputa sobre el estatus y uso de las aguas del Silala”. El fallo fue leído por Donoghue por el lapso de una hora.

El fallo consignó el rechazo a las cinco peticiones formuladas por Chile en su demanda y a las tres solicitudes hechas por Bolivia en su contrademanda, durante el proceso que se extendió por seis años.

Sin embargo, el tribunal dejó en claro que el Silala tiene su nacimiento en territorio boliviano porque tiene “su origen en manantiales de agua subterránea en los humedales Sur (Orientales) y Norte (Cajones), ubicados en el departamento de Potosí de Bolivia, aproximadamente de 0,5 a 3 kilómetros al noreste del límite común con Chile a una altitud de alrededor de 4.300 metros”.

Además, el tribunal reconoció los derechos de Bolivia al establecer que “en virtud de las normas del derecho internacional consuetudinario sobre el uso de los cursos de agua internacionales que se aplican al Silala, Bolivia y Chile tienen derecho a una utilización equitativa y razonable de las aguas del Silala”.

Durante la lectura del fallo, la presidenta de la CIJ recordó que Chile no cuestiona la soberanía de Bolivia de definir qué sucederá con los canales construidos por la empresa de ferrocarriles para trasportar el agua hacia Chile.

Donoghue señaló que “la Corte toma nota de las declaraciones de Chile según las cuales no se cuestiona que Bolivia tiene el derecho soberano de desmantelar los canales y restablecer los humedales en su territorio, de acuerdo con el derecho internacional”.

En ocasión de las audiencias orales de abril, los especialistas de Bolivia señalaron a los jueces de la CIJ que, si los canales son desmontados, el caudal actual, de 300 litros por segundo, reduciría entre un 11 y 33%.

Esa medida ayudaría a restaurar los bofedales que, como efecto de los canales, fueron afectados.

El vocero boliviano para este proceso, Sebastián Michel, dijo que la decisión de un eventual desmantelamiento de los canales, para que los bofedales del Silala retornen a su estado natural, no se lo asumirá de manera inmediata ni al calor del dictamen de la Corte.

Consideró necesario establecer un acercamiento con las autoridades de Chile, incluso abrió la posibilidad de convocarlos a una reunión para el mes de enero del próximo año, aunque no precisó la agenda tentativa de la conversación.

La sentencia

Al realizar una evaluación de la sentencia, el canciller boliviano Rogelio Mayta resaltó la decisión del tribunal de rechazar las cinco peticiones que presentó Chile al inicio del juicio en 2016.

Dijo que la Corte no asumió una decisión sobre el estatus del Silala, pero que sí en su parte considerativa refirió que “las aguas discurren por unas canalizaciones artificiales”.

Y que en ese sentido la “Corte ha considerado que, en Bolivia, en función de las propias declaraciones de Chile a lo largo del proceso, tiene el derecho de desmantelarlas cuando considere oportuno”.

“La Corte también ha expresado en sus consideraciones que Chile no tiene ningún derecho adquirido al uso total de las aguas del Silala, como pretendía en su demanda, aunque es prudente apuntar que a lo largo del desarrollo del proceso, y en particular en la fase de los alegatos orales, Chile se ha visto en la necesidad de aclarar esta su pretensión. Y, bueno, el tribunal en las consideraciones ha expresado que Chile no puede tener ni ha manifestado de manera expresa la pretensión de esa magnitud”, destacó Mayta.

El ministro también subrayó que en el proceso prevaleció “la estrategia boliviana dirigida a que este caso se pueda resolver con base en criterios científicos y al Derecho Internacional”.

En esa medida, acentuó la decisión del Gobierno de contratar a la Consultora internacional Danish Hydraulic Institute (DHI) que luego de un año de trabajo estableció que “las aguas del Silala se originan en manantiales que están ubicados en territorio boliviano, pero que discurren hacia y cruzan la frontera a Chile”.

Con todo, el ministro resaltó la necesidad de mantener las conversaciones con Chile a partir de la Hoja de Ruta pactada en La Paz en 2021, con el fin de construir una agenda de confianza mutua.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario