julio 23, 2024

Breve resumen regional


Por Adolfo Mena Gonzales -.


En este último mes se han dado una serie de eventos que deben llamar la atención a los que deseamos construir una Patria Grande, es así que los esfuerzos regionales a partir de gobiernos progresistas nos obliga a mirar qué es lo que está ocurriendo con la finalidad de apoyar, solidarizar, tomar como buen o mal ejemplo para nuestro Proceso de Cambio y ser conscientes de lo que está en juego.

Después de que Boric tomara las riendas del gobierno en Chile, generando una gran expectativa debido a ser alguien joven que impulsó mucho las luchas estudiantiles, se esperaba más en cuanto a lo que podría ofrecer a un país que desde las dictaduras militares impidió un cambio estructural en favor de las grandes mayorías y continúa aún bajo una lógica de dominio de los millonarios. Es así que la estocada más dura fue puesta en las últimas elecciones, que decidieron a las personas que plantean reformas dentro de la Constitución, siendo algo terrible (no solo para Chile, sino para toda la Región) esa derrota por parte de la izquierda, consolidando de este modo al ala más reaccionaria y dando oportunidad no solo a plantear una reforma similar a la de Pinochet, sino capaz hacer una que sea peor. Es así que muchos compañeros de quienes leí sus opiniones sobre esta terrible derrota están asociadas a la falta de unidad de la izquierda, posiciones dispersas, además de la poca socialización de lo que implicaba este espacio electoral. Efectivamente deben existir más factores, pero únicamente exteriorizo lo poco que conozco y su impacto en la Región.

Por otro lado, veíamos cómo meses atrás los bloques progresistas, como el caso de Colombia, se estrellaban contra el gobierno de Ortega, cuestionando sus prácticas democráticas, pero manteniendo relaciones con los Estados Unidos y quien fue constantemente violador de los Derechos Humanos. En esa coyuntura se da la situación en la que esta democracia defensora de los Derechos Humanos se ve al mismo Presidente señalando que es el jefe del Fiscal General (un personaje nefasto), dando palestra a la opinión pública en el posicionamiento de la no existencia de independencia de poderes y que se vive una dictadura, algo irónico después de que hacía muy poco tiempo cuestionaba a Ortega por sus prácticas “poco democráticas”.

Obviamente son coyunturas diferentes, momentos históricos distintos y no corresponde juzgar a ninguno, pero la reflexión viene acá tanto para Boric, como para Petro: Las acciones que realizan tienen consecuencias en la Región ya que el momento histórico que se vive en esta nueva “ola progresista” es único y se le está desperdiciando cuestionando a gobiernos con quienes tienen más coincidencias con políticas sociales que las políticas del libre mercado en las que actualmente viven.

Solo cuando llega la caída y te das cuenta que después de haber desperdiciado el momento histórico que tuvieron cuando fuiste gobierno, aterrizas en que la unidad de la izquierda interna y el apoyo internacional en cuanto a bloques progresistas son cruciales. Por eso, estos dos ejemplos, de Boric y Petro, son claves para no caer en un espacio de división dentro del mismo Movimiento Al Socialismo (MAS). Es penoso, pero cuando vemos quiénes son la oposición en otros países, identificamos un extrema derecha; pero cuando veo quién es la oposición en Bolivia, tristemente veo a excompañeros del mismo partido echando lodo a un proyecto político en el que la oposición dejó de ser protagonista, dando espacio para que desde adentro se destruya lo construido, dando paso únicamente a que las siguientes elecciones se dé una derrota sin precedentes, jalando de esta forma a Chile, Argentina, Perú, Colombia al retorno de la oscura noche electoral y perdiendo gobiernos no por golpes de Estado, sino en las urnas, porque dimos en bandeja de plata los proyectos políticos de izquierda al no darle importancia a lo realmente importante: Destruir el imperialismo.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario