julio 14, 2024

Comunidades indígenas mantienen protestas en Jujuy, Argentina

Más de quinientas personas de unas cincuenta comunidades indígenas de La Puna y la Quebrada, en la provincia argentina de Jujuy, se sumaron este jueves a los cortes de ruta organizados como parte de las protestas contra la reforma parcial a la Constitución local, la represión policial y la actitud autoritaria del gobernador Gerardo Morales.

De acuerdo con reportes de prensa, la provincia amaneció con alrededor de 20 cortes. Los comuneros abren el tránsito cada tres horas, pero una vez que lo cierran se forman largas filas de autos, buses y camiones.

La instalación de los piquetes coincidió con un paro prolongado de docentes y otros funcionarios que reclaman incrementos salariales, en un contexto de elevada inflación y mayor precarización del trabajo.

A juicio del comunero Francisco Lamas, la nueva Constitución impulsada por Morales permitirá al Gobierno local avanzar sobre los territorios de las comunidades y desalojarlas -estas no tienen títulos de propiedad de la tierra-, en especial aquellos territorios con riquezas naturales.

Una de las muchas mujeres que participan en la protesta, Silvia Durán, aseguró que los pueblos originarios salieron a la ruta porque no hubo consulta previa del texto constitucional y solo supieron de su contenido cuando se filtraron borradores.

Hizo hincapié en que los pueblos indígenas son independientes y autónomos. Rechazó que se quiera responsabilizar al kirchnerismo y a la izquierda de las movilizaciones en Jujuy.

Procedente de Humahuaca, Milton Méndez consideró que el Gobierno de Morales los expulsará de sus territorios para avanzar sobre el litio. “Si esa riqueza volviera a la gente, todavía. Pero ya están sacando el litio y no queda nada” para las comunidades, afirmó.

Mabel Soruco, de Tilcara, quien se sumó a las protestas luego de la represión policial el sábado 18 de junio, opinó que los comuneros se han movilizado en defensa de la tierra y por el temor a que la extracción del litio contamine las fuentes de agua.

Otro manifestante, Robin Suárez, de Abra Pampa, exigió que la reforma constitucional vuelva al punto cero para dar participación a las comunidades en su trámite a través de la consulta previa, libre e informada.

Afirmó que el Gobierno jujeño mostró su verdadero rostro y repudió su intención de intimidar al pueblo. Recordó que las comunidades tienen disposición de dialogar, pero Morales no las tuvo en cuenta.

La nueva Constitución, aprobada de manera exprés y sin consultas con el pueblo, se oficializó este miércoles. Además de limitar el derecho a reunión y manifestación, las comunidades consideran que limita sus derechos sobre tierras que habitan desde hace varias generaciones.

Las protestas también fueron reprimidas este martes, con saldo de más de 170 heridos, algunos de gravedad, y alrededor de 70 detenidos. Durante las últimas jornadas las manifestantes comenzaron a exigir la renuncia de Morales.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario