julio 19, 2024

Podrían reactivar en Ecuador juicio político contra Lasso

Quito-. La posibilidad de que la nueva Asamblea Nacional de Ecuador reactive el juicio político por peculado contra el presidente Guillermo Lasso es un fantasma que ronda hoy el escenario político nacional.

La exlegisladora de la Revolución Ciudadana Mónica Palacios, que aspira nuevamente a un curul, afirmó que tras las elecciones anticipadas del 20 de agosto retomarán el proceso.

“¿Pensó que con la muerte cruzada su juicio político iba a terminar? Pues le informo que no. Cuando volvamos a la Asamblea, usted será sancionado por peculado. No olvide que la justicia tarda, pero de que llega, llega”, escribió Palacios en su cuenta de Twitter. También la exasambleísta Viviana Veloz, una de las impulsoras del enjuiciamiento al gobernante, se refirió a la posibilidad de destituirlo por irregularidades en un contrato de transporte petrolero

En una entrevista con la emisora Radio Pichincha, Veloz apuntó que los legisladores electos pudieran proseguir el debate desde el punto donde se quedó en mayo pasado y convocar luego a una votación para decidir la destitución del jefe del Ejecutivo.

Otro de los asambleístas que promovió el juicio político, Esteban Torres, declaró a medios locales que continuar el procedimiento dependerá de la composición de la nueva Asamblea, porque jurídicamente es posible. Ante esa variable, el ministro de Gobierno, Henry Cucalón, manifestó que de ocurrir algo así, habrá una respuesta política por parte del Ejecutivo en los pocos días que le restan antes de asumir la venidera administración, probablemente en noviembre.

El parlamentario andino Virgilio Hernández calificó a Cucalón de “mequetrefe que amenaza a la próxima Asamblea por cuidar al inepto gobierno de Lasso”.

La Constitución permite continuar con procesos iniciados, fiscalizar lo realizado en estos meses e incluso reformas o derogar, si fuere del caso, decretos leyes emitidas, precisó Hernández.

El pasado 17 de mayo, en medio de los debates del juicio político en su contra, Lasso aplicó el mecanismo constitucional de la muerte cruzada, con lo cual disolvió el parlamento unicameral y convocó a elecciones generales anticipadas.

Un total de 68 de los 137 asambleístas destituidos se postularon para los comicios del 20 de agosto.

De acuerdo con el calendario electoral, en septiembre tomaría posesión la nueva Asamblea, y de haber segunda vuelta, el nuevo presidente asumiría en noviembre.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario