junio 19, 2024

La primera Feria del Libro de la Clase Obrera

Por Luis Oporto Ordóñez *-.


El Sistema de Documentación e Información Sindical (SiDIS), que custodia el Archivo Histórico de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb), organizó la primera Feria del Libro de la Clase Obrera, para fomentar la lectura y fortalecer una oferta editorial a una audiencia singular: los trabajadores mineros afiliados a la Fstmb. Es una acción orgánica de la Fstmb que se inserta como parte de la estrategia de formación de cuadros políticos.

El sector minero se caracterizó por su temprana politización, a través de diversas acciones, como la formación de bibliotecas políticas en los sindicatos mineros pre52, adquiridas en las ciudades de Santiago de Chile y Buenos Aires, por medio de un comité designado para seleccionar bibliografía de cultura general, con énfasis en temas políticos y sociales. Otra acción fue la Escuela de Formación de Cuadros, en la que experimentados dirigentes transmitían sus experiencias a las bases obreras. No menos importante fue la introducción del ideal socialista en una acción de “entrismo”, que motivó a los partidos políticos a enviar a sus mejores cuadros intelectuales a los centros mineros, para irradiar el socialismo y ganar militantes. El resultado se expresó en la formación de una vanguardia política que impulsó la revolución social de 1952, imponiendo el control obrero con derecho a veto en la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), que administró los yacimientos y empresas de la Gran Minería, denominada como “los Barones del Estaño”: Patiño, Hochschild y Aramayo.

Luego de la debacle del movimiento minero, a raíz del DS 21.060, que ordenó el despido de 35 mil trabajadores mineros y el cierre de 36 centros industriales, el centralismo minero se extinguió a la par del ciclo del capitalismo de Estado (1952-1985), y se procedió a la entrega de los yacimientos minerales y petrolíferos a las transnacionales, con la subasta de las empresas públicas estratégicas a precios de infamia.

El 7 de julio de 1986 se fundó el SiDIS, con el objetivo de rescatar, conservar, sistematizar y accesibilizar la memoria histórica de la Fstmb y sus sindicatos afiliados; así como apoyar a la formación de nuevos cuadros de dirigentes mineros. Con motivo de celebrar el XXXVII aniversario de su creación, la Fstmb organizó la Primera Feria del Libro de la Clase Obrera, a la que fueron invitadas 20 editoriales e instituciones culturales y académicas, entre ellas la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, el Museo Nacional de Etnografía y Folklore (Musef), el Museo Nacional de Arte, la Editorial del Estado Plurinacional de Bolivia, el Archivo de La Paz y la Carrera de Historia, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social con su Biblioteca Laboral, la Universidad Nacional Siglo XX, la Carrera de Literatura, Carrera de Sociología, Carrera de Derecho, el Instituto de Estudios Bolivianos (UMSA), Sindicato de Librerías, Editoriales Independientes y Autores “Rene Zavaleta Mercado”, la Librería Subterránea y la Librería “18 de Abril”.

La oferta bibliográfica mostró la producción editorial en temas de interés de la clase obrera, con estudios sobre historia, sociología, derecho laboral, economía, política, educación. El SiDIS exhibió un volumen del semanario El Pueblo, que lleva en su lema un aforismo de Epicteto: “El Miedo. No hay que temer a la pobreza, ni a la cárcel, ni al destierro, ni a la muerte: solo hemos de tener miedo a tener miedo”. Inició sus ediciones el 11 de agosto de 1946, fue intervenido por el gobierno de Mamerto Urriolagoitia el 12 de mayo de 1951 y retornó el 24 de mayo de 1952, apoyando a la revolución nacionalista: “El Pueblo seguirá al servicio de Bolivia y de los bolivianos; de los obreros manuales e intelectuales; de los productores que son los que tienen el derecho de buscar y trazar sus destinos”. Fue prensa de combate, dirigida por Fernando Siñani. La colección se extiende hasta el 14 de noviembre de 1970 y fue donada por el dirigente gráfico Edmundo Guzmán Aspiazu.

Durante la feria se presentó el libro Historia del Movimiento Minero de Bolivia, producto de un histórico taller de historia oral que recuperó el testimonio de sus protagonistas desde 1952 hasta 1985, para reconstruir desde la voz de sus protagonistas la historia de los procesos socioeconómicos y políticos de la clase obrera minera, visibilizando la dinámica organizativa y las luchas colectivas del movimiento minero, a través del testimonio de 27 exdirigentes y dos miembros del Comité de Amas de Casa Mineras. El texto hace mención a hitos históricos del movimiento obrero e incluye 57 biografías de dirigentes históricos de la Fstmb.

El taller fue convocado por la Fstmb mediante el SiDIS, en una alianza estratégica con la Vicepresidencia del Estado (Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional), y la Carrera de Historia de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), un trabajo arduo y sacrificado, pero muy productivo, para recopilar información, grabar las biografías y recuperar la memoria histórica que atesoraban los exdirigentes mineros. El Estado Plurinacional de Bolivia le debe a esos hombres y mujeres gran parte del desarrollo económico alcanzado desde 1952 hasta 1985.

La clase obrera minera es muy desprendida con los intelectuales orgánicos que trabajan para reconstruir la historia del movimiento minero. El secretario de Hacienda de la Fstmb, Vladimir Avisa, afirmó: “En esta I Feria Cultural del Libro de la Clase Obrera no queremos quedar indiferentes con la trayectoria y el apoyo que siempre nos brinda el compañero Luis Oporto Ordóñez, quien contribuye con la difusión de la historia de la lucha del movimiento minero, con publicaciones, talleres y en todas nuestras actividades. A modo de agradecimiento queremos entregarle este pequeño reconocimiento”.

El director del SiDIS, Fernando Luis Ríos, recordó que el libro se gestó gracias al apoyo de muchas instituciones, pero, sobre todo, con el apoyo incondicional de estudiantes de la Carrera de Historia de la UMSA. “El hacer este libro tuvo sus complicaciones, fue muy difícil, pero a través del apoyo conjunto fue posible presentar este documento que identifica a los trabajadores obreros, muestra la ideología y pensamiento para la defensa de su sector”.


  • Magister Scientiarum en Historias Andinas y Amazónicas y docente titular de la carrera de Historia de la UMSA.

     

Sea el primero en opinar

Deja un comentario