junio 19, 2024

Optimismo en Bolivia por fin de Censo Experimental de población

La Paz-. Bolivia revisa con optimismo los resultados del Censo Experimental de Población y Vivienda en la zona urbana del municipio de Capinota, departamento de Cochabamba, y espera concluya hoy la encuesta en la zona rural.

“El balance de este ejercicio es positivo, donde, definitivamente, los factores que pueden rescatarse como bien realizados, superan a las dificultades que hemos enfrentado”, aseguró el director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Humberto Arandia.

Al hacer un balance del ejercicio encuestador de la población capinoteña y sus viviendas, Arandia afirmó que permitirá hacer ajustes rumbo al proceso censal nacional programado para el 23 de marzo de 2024.

Recordó que el objetivo de la encuesta iniciada el sábado no era obtener las características de la población, sino determinar todas y cada una de las bondades y defectos de los instrumentos desarrollados, labor que desarrollará cuantitativa y cualitativamente un equipo del INE.

Arandia resaltó la importancia de contar con la participación de los bolivianos para el Censo Nacional y trabajar de manera coordinada con los 343 municipios del Estado Plurinacional.

Insistió en que en Capinota la población brindó su apoyo a los censistas que buscaban información útil para los instrumentos, procesos y procedimientos que se aplicarán en marzo de 2024.

Explicó que la boleta censal fue fácilmente comprendida y calificó de positiva la participación de censistas del lugar, que hablan la lengua originaria de la región, lo cual facilitó la comunicación durante la encuesta.

Mencionó entre las lecciones de estos tres días que Bolivia tiene muchas diferencias entre las áreas urbanas y rurales.

“Una Bolivia está en la ciudad, en los centros urbanos, centros amanzanados, que posee niveles de infraestructura civil bastante apropiadas como comunicaciones, Internet, alcance a medios de difusión y de comunicación (…)”, describió elexperto.

Por el contrario, diferenció Arandia, la zona rural, en muchos casos, no posee acceso a Internet, tiene escasa o casi nula señal de celular, y “es donde se dificulta la comunicación y la realización del proceso censal”.

Anticipó que antes de marzo de 2024 se establecerán convenios a través del Ministerio de Educación para convocar a estudiantes de quinto y sexto años de enseñanza secundaria y universitarios.

Observó que el estudiantado tiene la capacidad de hablar y escribir tanto su lengua materna como en castellano, lo cual facilita el proceso censal.

El ejercicio experimental contó con la asistencia técnica del Banco Interamericano de Desarrollo, el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe y el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario