julio 21, 2024

El litio: energía sostenible desde Latinoamérica para el Mundo

Por Wilmer Alavi Argandoña *-.


Se conoce como “triángulo del litio” a la región conformada por Bolivia, Argentina y Chile, en la que se encuentra la mayor reserva de litio del planeta, principal materia prima para la fabricación de baterías para automóviles eléctricos, teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos.

El precio de la tonelada de carbonato de litio pasó de 19 mil dólares en 2012 a 78 mil dólares en 2022. Ante este gran potencial, uno de los principales dilemas que enfrentan los gobiernos es cómo asegurar que parte de la riqueza generada por la explotación del litio se quede en sus territorios, para evitar negociaciones que puedan ser perjudiciales frente a las grandes mineras extranjeras con las que se está trabajando en el proceso de explotación, buscando que además estos recursos ayuden a desarrollar una industria que agregue valor y genere empleo.

En Chile, el litio ha sido explotado principalmente por las empresas privadas Soquimich (SQM) y Albemarle. Actualmente es el segundo productor más importante del mundo. Asimismo, se está proponiendo un “Plan Estratégico de Explotación del Litio” que busca una alianza público-privada para la gestión del mineral en nuevos proyectos que produzcan un bajo impacto ambiental y venta del litio con valor agregado, una vez concluyan los actuales convenios que tienen hasta el año 2030. Asimismo, no se descarta la posible creación de una empresa estatal en el futuro.

En Argentina, los gobiernos subnacionales tienen acuerdos directos con el sector privado, que involucra una gran participación en la producción de litio. Las principales reservas están en Catamarca, Jujuy y Salta, quienes aspiran a lograr acuerdos para que parte de la producción de litio sea entregada al sector público, para industrializarlo y transferir tecnología.

En Bolivia, la Empresa Pública Nacional Estratégica de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) ha firmado un convenio con el consorcio chino Catl Brunp & CMOC (CBC) para la instalación de dos complejos industriales en los salares de Uyuni y Coipasa. Para acelerar la industrialización se está dando prioridad a la Extracción Directa de Litio (EDL), de esta forma se planea comenzar a exportar 65 mil toneladas de carbonato de litio a partir de 2025.

El principal desafío del “triángulo del litio” es su ubicación geográfica, dado que los grandes centros de fabricación de vehículos y demás demandantes se hallan en Asia, lo que podría dificultar la competencia con los fabricantes de baterías en este continente, como por ejemplo China, que actualmente demanda al rededor del 55% del litio producido a nivel mundial.

En cuanto a las reservas, Chile tiene las mayores reservas certificadas, pero Bolivia cuenta con los mayores recursos de litio a nivel mundial, con un potencial comercial aún no cuantificado.

El litio representa una gran oportunidad para el desarrollo económico y tecnológico de Bolivia, Argentina y Chile. Sin embargo, también enfrentan desafíos en cuanto a asegurar un beneficio justo para sus poblaciones, cuidar el medio ambiente y competir en un mercado globalizado. La cooperación y la voluntad política serán indispensables para tomar ventajas en la transición que vive el mundo hacia energías menos contaminantes.


  • Analista financiero.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario