junio 17, 2024

Golpe de Estado y dictadura son inseparables, afirma Gabriel Boric

Santiago de Chile-. El presidente de Chile, Gabriel Boric, declaró hoy que no se puede separar al golpe de Estado de 1973 de lo que vino después, porque desde el primer momento se violaron los derechos humanos.

Boric encabezó este lunes en el Palacio de La Moneda el acto por la democracia en ocasión de los 50 años del quebrantamiento del orden institucional que dio paso a 17 años de una las más sangrientas dictaduras del continente.

En su discurso, el mandatario agradeció la solidaridad internacional con los chilenos desde los primeros días del golpe contra el gobierno de la Unidad Popular del presidente Salvador Allende.

Países de todo el globo recibieron a nuestros compatriotas que de un día para otro lo perdieron todo, dijo Boric, quien mencionó la llegada de chilenos y chilenas a Sydney, París, Moscú, La Habana, México, entre tantos otros lugares.

En la ceremonia participaron agrupaciones de derechos humanos y los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador; de Colombia, Gustavo Petro; de Bolivia, Luis Arce; y de Uruguay, Luis Lacalle Pou.

También asistieron el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, y el presidente del Consejo Federal de Alemania, Peter Tschentscher; así como varios exmandatarios de Chile y otros países.

Boric valoró profundamente a los presidentes y personalidades que junto a Chile firmaron el manifiesto por la democracia, el cual plantea respetar la Constitución, las leyes y el Estado de Derecho, condenar la violencia y fomentar el diálogo y la solución pacífica de diferencias.

“Las amenazas a la democracia no se limitan a las fronteras nacionales”, advirtió el dignatario chileno.

Boric destacó que 50 años después del golpe de Estado, encabezado por Augusto Pinochet, el mundo le sigue rindiendo homenaje al presidente Salvador Allende, un hombre de impecable trayectoria democrática que –dijo- empeñó su palabra en respetar la Constitución y las leyes y así lo hizo.

Recordó que cuando va a cualquier parte del mundo, a cualquier pueblo de Chile por más alejado que sea, se encuentra con el nombre de Allende.

En su discurso, se refirió al plan lanzado recientemente para la búsqueda de los detenidos desaparecidos, al señalar que todavía hoy se desconoce el paradero de mil 162 compatriotas, entre ellos hombres, mujeres, niños y adolescentes.

Esa responsabilidad la debió haber asumido el Estado y por eso hemos tomado la decisión de dar un nuevo paso adelante, afirmó.

Respecto a las críticas de algunos sectores de la derecha por participar ayer en la marcha hacia el Cementerio General en homenaje a las víctimas de la dictadura, dijo Boric que no se arrepiente de estar junto al gobierno del lado de quienes sufrieron.

Vamos a seguir insistiendo en que los problemas de la democracia siempre pueden resolverse con más democracia y que nunca es justificable un golpe de Estado, afirmó el presidente.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario