julio 13, 2024

Cambio climático y economía, variables de Latinoamérica

Madrid-. La encrucijada del cambio climático supone un desafío global, pero América Latina y el Caribe aspira con numerosas iniciativas en apego a la economía a dar un vuelco.

Bajo estas premisas, el Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe (CAF), auspició hoy un análisis sobre las proyecciones de la región frente a la crisis climática y de biodiversidad.

Denominado Reporte de Economía y Desarrollo (RED), el informe fue debatido en la sede del rascacielos IE University, de 180 metros de altura, con las palabras introductorias de Sergio Díaz Granados, presidente ejecutivo del CAF, y Gonzalo Sáenz de Miera, titular del Grupo Español para el Crecimiento Verde.

La región del Nuevo Mundo se encuentra en un estado de gran vulnerabilidad ambiental, social y económica ante el aumento del cambio climático. Los efectos del calentamiento global se sienten en muchos ámbitos.

Latinoamérica y el Caribe solo produce 11 por ciento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), sobre todo con el uso de la tierra, pero sufre las cada vez más frecuentes olas de calor, lluvias impredecibles y la aridez en incremento.

Si no se adoptan medidas drásticas para reducir el aumento de las temperaturas, hacia el año 2100, la aridez de los suelos de duplicará en esa área del orbe, con impacto muy negativo en la producción de alimentos, señaló Pablo Brassiolo, co-editor del RED y economista principal de la Dirección de Investigaciones Socioeconómicas de CAF.

En el texto se da cuenta que los eventos climáticos extremos más frecuentes en América Latina y el Caribe son las inundaciones y los ciclones tropicales y estos, junto con las sequías.

Además, el 60 por ciento de las ciudades latinoamericanas tuvieron olas de calor entre 2011 y 2020, y el 28 por ciento de estas fueron extremas.

Otro punto del documento apunta que América Latina y el Caribe tiene 9,3 millones de km2 de bosques, una cuarta parte de la cobertura forestal del planeta, que contribuyen cada año a la mitigación del cambio climático; albergan una enorme biodiversidad y ofrecen importantes servicios ecosistémicos a la población a nivel local y regional.

Entre las iniciativas del RED sobresalen prácticas de agricultura sostenible, soluciones basadas en la naturaleza, inversiones en infraestructura de adaptación, políticas para el manejo de riesgo de desastres; para regenerar y preservar los ecosistemas, y promoción de las fuentes renovables de energía, entre otras.

“América Latina y el Caribe tiene la capacidad de aportar soluciones globales al desafío del cambio climático, gracias a su rica biodiversidad, a su gran cantidad de recursos naturales y a la riqueza de sus ecosistemas naturales”, comentó Díaz-Granados.

Por su parte, Manuel Muñiz, rector internacional de IE University y Decano de la Escuela de Políticas, Economía y Asuntos Globales, recalcó que el RED ofrece valores y mensajes “que compartimos y que nos animan a seguir trabajando con CAF para impulsar el desarrollo de la región”.

En tanto, Sáenz de Miera, en nombre de GECV, anotó que “América Latina ocupa un papel central en la solución a la crisis climática y de biodiversidad”.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario