julio 25, 2024

Fructifican inversiones de Bolivia en prospección de hidrocarburos

La Paz-. La puesta en operaciones del pozo BQN-N18D en la provincia de Ichilo, Santa Cruz, con un incremento considerable de su producción, confirma hoy que las inversiones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) fructifican.

Armin Dorgathen, presidente de esa corporación estatal, aseguró que ese surtidor hidrocarburífero en el campo Boquerón Norte incrementó producción de mil 800 a dos mil 200 barriles día de petróleo (BDP) y se consolida como el primer productor de este carburante.

Precisó que, gracias a las inversiones realizadas, pasó de aportar un ocho por ciento a 48 puntos porcentuales con su entrega actual.

Informó el titular que esta labor la desarrolló YPFB mediante la subsidiaria YPFB Andina.

Agregó el líder empresarial que este campo produce petróleo negro “de 42 grados API (…) descubierto en 2015 con la perforación del pozo BQN-NX1D”.

Informó que en 2017 esta área ya contaba con tres pozos productores que alcanzaron los 700 BDP en su primera fase de desarrollo.

Ese año, según comentó, concluyó la primera etapa del desarrollo del campo, con la perforación de un total de nueve pozos.

Describió que, a partir de 2022, se inició una segunda etapa de desarrollo del campo con la perforación de los pozos que nombró como BQN-N8D, 12H, 13D, 24D y 16H, cuyo resultado calificó de “hito histórico de producción de mil 800 barriles diarios de petróleo”.

YPFB precisó que este campo cuenta con una inversión de 104,02 millones de dólares y para 2023 se planificaron otros 15,3 millones de la moneda estadounidense.

Con la reciente perforación del pozo y puesta en producción del BQN-N18D, el sexto y último pozo de esta segunda campaña de perforación, se prevé alcanzar una producción de dos mil 100 BDP aproximadamente, se informó.

“Boquerón pasó a ser el primer campo productor, que es operado por YPFB Andina, con el 48 por ciento, y Mamoré-Surubí pasó a ser el segundo con el 24 por ciento”, sostuvo Dorgathen.

Según la corporación estatal, el incremento de la producción petrolera en Bolivia tiene importancia estratégica, pues ayuda a reducir la importación de diésel y gasolina en el contexto de la política de industrialización con sustitución de importaciones en la esfera de la seguridad energética.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario