junio 18, 2024

Los “neutrales” en el conflicto interno del MAS

Por Adolfo Mena Gonzales -.


Días atrás veía la entrevista que realizaba Gringo Gonzales a Gabriela Montaño, quien, de forma muy peculiar –por decirlo de alguna forma–, señalaba que no iba a ingresar a tomar bando en esa “guerra interna” dentro del Movimiento Al Socialismo (MAS). Esto desde las posiciones de quienes otrora fueran miembros del gabinete y además expresidentes de la cámara de senadores y diputados. La verdad, esperaba más coherencia dentro de la línea discursiva planteada en aquella entrevista. Ahora explicamos el por qué.

Mas allá de tomar bandos, se trata de adoptar las decisiones que son correctas para el país. Desde una perspectiva de que si lo que desencadenó esa “guerra interna” ha llegado a tener repercusión dentro del bienestar mismo de la población, esto es delicado. El no aprobar la modificación al Presupuesto General el Estado (PGE) y entorpecer lo referente a leyes que son cruciales para Bolivia, va más allá de “tomar bandos”. Esto, compañeros, no es algo que no se haya dado. Lo vimos con la Ley del Oro y lo vemos ahora con el presupuesto. Deja mucha tela que cortar lo de los supuestos audios y las declaraciones de Andrónico Rodríguez sobre entorpecer la gestión de aprobación de leyes y la imagen del presidente Lucho.

Es así que, desde la visión de una exautoridad de la Cámara de Diputados, a quien jamás le entorpecieron su rol al aprobar leyes, con una bancada sólida y no impulsada desde una visión de culto a la personalidad, logró muchos avances (que ahora están truncados por la falta de formación política y voluntad de impulsar el desarrollo del país).

El no aprobar el PGE derivaría en una serie de consecuencias nefastas en cuanto a ejecución de proyectos, programas, sueldos, etcétera. Estas personas que dicen “no tomar bandos” deben ser más consecuentes con los principios revolucionarios que establecen muy claramente que la lucha del Proceso de Cambio es por las grandes mayorías. Al no aprobar lo mencionado, ¿a quién perjudicamos?

Esto es algo muy serio, y al no “tomar una posición” simplemente se está dejando que acciones nefastas afecten a las poblaciones vulnerables. Mucho más allá de lo que pueda representar, o no, que sea un “ataque frontal” al presidente del MAS (que es un compañero de lucha histórico), quien actualmente no está viendo que esas acciones de la mal llamada bancada “evista” perjudican a todo el país.

Por otro lado, sabemos que puede haber muchas diferencias para hacer política y gestión de gobierno. Existen observaciones, algunas valederas, otras no tanto, pero lo cierto en esta etapa del conflicto interno es que actores que antes fueran parte del Ejecutivo y cabezas del Legislativo están tratando de mostrar ineficiencia en temas gubernamentales sin mirar la paja en el ojo que se dejó en 14 años de Proceso de Cambio con Evo, y en mejores condiciones. Por mencionar una: el nuevo Código Penal.

No tomar posición es de por sí tomar posición, de eso no queda la menor duda. Muy posiblemente varios de estos compañeros (sí, aún son compañeros y no neoliberales ni proimperialistas) no ven la magnitud del daño que están causando al Gobierno, al Proceso de Cambio, a Bolivia, y, afectados por esa línea discursiva, únicamente van en ese capricho de continuar trabajando la misma fórmula que trajo derrotas en 2016 y 2019.

Esperemos que tengan la capacidad de darse cuenta que las condiciones políticas, sociales, económicas y las necesidades de la población han cambiado desde 2005 a 2023, y que teniendo presente aquello dejen de perjudicar no al Gobierno, sino a la población nacional. Espero que estos compañeros “neutrales” recuerden que no tomar posición es de por sí tomar una posición.

 

Sea el primero en opinar

Deja un comentario