febrero 21, 2024

Cuarenta años de anticolonialismo del Taller de Historia Oral Andina


Por Esteban Ticona Alejo * -.


El pasado 13 de noviembre el Taller de Historia Oral Andina (THOA) celebró 40 años de vida ininterrumpida de comunidad de intelectuales-investigadores aymaras, quechuas y urus. Se gestó, se creó y dio sus primeros pasos en la carrera de Sociología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) en la ciudad de La Paz.

El THOA desde sus inicios planteó y proyecta alternativas epistémicas de convivencia intercultural de carácter holístico en el conocimiento y la otra investigación en las ciencias sociales y humanísticas. Apostó y apuesta a la producción del pensamiento propio, crítico y anticolonial, basada en la revaloración y la recuperación de la memoria colectiva de las civilizaciones andinas, amazónicas y del chaco boliviano, reconociendo la importancia de preservar la historia y la cultura para construir una identidad propia y promover el respeto a la diversidad cultural.

Las cuatro décadas están marcadas de múltiples actividades, como la otra investigación histórica social, con fuerte énfasis en los movimientos indígenas, campesinos y obreras del pasado y el presente. La reconstitución y el fortalecimiento de los ayllus y comunidades aymaras, quechuas y urus. El THOA apoyó decisivamente a la conformación del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) en sus niveles regionales y nacional, que fue cristalizada en el año 1997.

También apostó por una producción de radionovelas y teatro en lenguas ancestrales. Una de las producciones más exitosas es la radionovela en aymara fue Santos Marka T’ula en 1987. También fueron producidos otras como Qullasuy markan sarnaqawipa (1988) y Tuturani en 1991. La elaboración de videos es otra de sus acciones. Uno de los trabajos de rescate documental más importantes es la teatralización comunal de El sueño de Waylla wisa, que se efectuó –y aún se efectúa– en Caracollo, del Departamento de Oruro. Trata del encontronazo de los incas con los españoles. La apuesta por una editorial bilingüe y propia es otra de sus experiencias: la Editorial Aruwiyiri (“el que incendia o esparce fuego con la voz”) y luego Samiri (“acción de respirar”) son espacios de difusión de sus trabajos.

El año 2006 el THUA fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanas, en la categoría Contribución Institucional para el Desarrollo de la Investigación Científica, otorgado por la Fundación para la Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB). También recibió la Condecoración Prócer Pedro Domingo Murillo en el año 2016 por el Gobierno Municipal Autónomo de la ciudad de La Paz.

La semana aniversario del THOA, efectuada del 13 al 17 del presente, estuvo marcada de un nutrido programa de exposición de fotografías, afiches, videos documentales y libros producidos. Los dos primeros días se desarrolló la transmisión generacional de testimonios, de cómo fueron los grandes momentos del THOA, desde la voz de los fundadores, como Silvia Rivera, Vitaliano Soria y Esteban Ticona. En posteriores días estas actividades fueron profundizadas con integrantes e invitados extranjeros, sean vía virtual o presencial. Destacamos la ponencia de Mamoru Fujita desde Japón y desde los Estados Unidos participaron Sinclair Thomson, Waskar Ari y Beng Dang. Para esta ocasión celebratoria nos visitaron dos investigadoras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Berenice Ortega y Selene Figueroa. Entre las nacionales recibimos la grata participación de Alejandra Carranza, a quien conocimos en un momento de combate cultural. Ella tuvo el gran gesto de compartir su pequeño espacio en la Feria del Libro de La Paz, en agosto del presente, cuando fuimos “raleados” o discriminados por los organizadores del feria. Además, se presentaron ocho publicaciones recientes de las tres generaciones que conforman actualmente la comunidad THOA.

En un medio cultural del show y el espectáculo, recibimos muy poco apoyo a nuestras actividades. Excepto la FES Bolivia, que se sumó al festejo de las cuatro décadas publicando un libro con cuatros obras pioneras del THOA. Finalmente, es importante recordar a algunas cofundadores y protagonistas de la comunidad que ya no están físicamente, como Ramón Conde, Felipe Santos, Ruth Flores, Roberto Santos y Demetrio Marca. ¡Pusi tunka marawa amtasiwayata THOA sutini irnaqirinakaxa. Qhip nayr uñtasis sarnaqapxañani. Jallalla THOA!


*       Sociólogo y antropólogo aymara boliviano.

 

Sea el primero en opinar

Deja un comentario