marzo 4, 2024

Bolivia denuncia intención política de especulación con hidrocarburos

La Paz-. Bolivia encara hoy una verdadera batalla contra la especulación y el agio de combustibles con la intención de afectar al Gobierno nacional, según denunció el presidente, Luis Arce.

“Hay una especulación que se origina no solamente por las declaraciones de algunos diputados de oposición”, aseguró el jefe de Estado.

Afirmó que tras un monitoreo constante de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) se confirmó que un camión cisterna desviaba 350 mil litros por mes, en complicidad con la estación de servicio Full Tank, en la localidad de Achica Arriba, Viacha, provincia de Ingavi, en el departamento de La Paz.

“Vean el tema de especulación y agio que se estaba dando -expresó el dignatario-, no es un cuento lo que nosotros decíamos, esto es muy importante que la población conozca, estamos haciendo el mayor de los esfuerzos, cerca de un millón de litros que adicionalmente estamos ofreciendo a la población y cada vez hay más colas en los surtidores”.

Según la ANH, alrededor del 30 por ciento del combustible que comercializaba esa estación de servicios intervenida se desviaba hacia actividades ilícitas.

El mandatario responsabilizó por la especulación a “malos bolivianos” que están generando una sensación equivocada de que existe escasez de diésel y gasolina”.

“Para que se den cuenta -explicó-, en diésel oíl, en noviembre de 2021, despachábamos de YPFB para el consumo siete millones 214 mil litros; en 2022 (…), siete millones 170 mil, y este año, por todo lo que ha ocurrido en los medios de comunicación y demás, hemos despachado ocho millones 120 mil litros (…)”.

Observó que pese a ese casi un millón de litros más que en 2022, existen colas de vehículos en las estaciones de servicio.

Sobre la base de todos estos argumentos, Arce llamó a “combatir ese agio y especulación, porque es parte de una campaña de desprestigio al Gobierno nacional que, como han visto ustedes, con los datos, estamos haciendo el mejor de los esfuerzos”.

Expresó la esperanza de que, una vez más, prime la racionalidad entre los bolivianos y bolivianas, “no puede haber estos desvíos que lo único que hacen es generar una sensación equivocada de que no hay la suficiente cantidad de diésel y gasolina”.

Insistió en que, “pese a los precios internacionales” de los carburantes, “estamos haciendo un enorme esfuerzo para garantizar los precios de la canasta familiar”.

Subrayó al respecto que el “más damnificado es la gente más humilde, y nosotros vamos a hacer todo el esfuerzo para que ese poder adquisitivo de las familias nunca empobrezca, sino sigamos mejorando esa calidad de vida”.

“Si nadie especulara, nadie ocultara, no habría agio ni especulación con la gasolina y el diésel, todos volveríamos a la normalidad como lo estábamos”, concluyó el dignatario.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario