marzo 4, 2024

Choquehuanca llama a los pueblos indígenas a defender a la Madre Tierra en la COP28 de Dubái

La Paz (ABI). – Vestido con un poncho multicolor, característico de los pueblos del occidente de Bolivia, como los que habitan a las orillas del Titicaca, el vicepresidente David Choquehuanca se dirigió al mundo con un mensaje de cuestionamiento al modelo capitalista y desafío a los pueblos indígenas a defender a la Madre Tierra de la crisis climática.

El poncho que lucía rompió con esa uniformidad del formalismo de los trajes y corbatas en la 28° Conferencia de Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 28), que se celebra en Dubái con el objetivo de aunar esfuerzos en el desafío de luchar contra el cambio climático.

Para Choquehuanca, originario de una población cercana al Titicaca, el mal desarrollo del Norte Global “ha causado el desequilibrio planetario usando la rueda motriz de la trilogía: colonialismo, patriarcado y capitalismo, que giran propulsada por el empobrecimiento y dependencia sin límites del sur global”.

“Las doctrinas religiosas, políticas, económicas, jurídicas, genetistas y medioambientalistas del occidente fabricaron relaciones de poder y dominación y guerra, sufrimiento y pobreza en el mundo”, cuestionó en un discurso que revalorizó al mundo indígena y sus saberes que están caracterizados por la complementariedad con la naturaleza.

“Convoco a los pueblos originarios del mundo para desenmascarar las mentiras y revelar la verdad, para hacer respetar y defender la cultura de la vida y de la Madre Tierra, desenmascarando la recolonización del carbono, basado en el consentimiento libre y voluntario de sus víctimas sumisas e inconscientes”, desafío.

Según un reporte de Naciones Unidas, los delegados reunidos en Dubai ultimaron el jueves la puesta en marcha de un fondo que ayudará a compensar a los países vulnerables que luchan por hacer frente a las pérdidas y daños causados por el calentamiento global.

La COP28 marca la culminación de un proceso conocido como el Inventario Global, una evaluación de los avances realizados en la consecución de las disposiciones clave del Acuerdo de París, como la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la adaptación al proceso del calentamiento global y la movilización de apoyo financiero para los países vulnerables.

“Hoy se practican múltiples sabotajes contra la vida, los mayores sabotajes son el hackeo de la información genética de la Madre Tierra, para reemplazar la vida natural por la vida sintética. La sustitución de la inteligencia natural por la inteligencia artificial. La creación de la doctrina y dogma del cambio climático para reafirmar los mandamientos y paradigmas occidentales y capitalistas como leyes universales”, cuestionó Choquehuanca.

También habló de las prioridades del mundo industrializado, dejando de lado la vida y dedicando sus esfuerzos en conflictos bélicos.

“Los países ricos del norte global arguyen que no tienen dinero, pero gastan fortunas en la industria militar y genocidios como el de Ucrania y Palestina”, observó e instó a los pueblos indígenas a “despertar el potencial de sus sabidurías ancestrales y milenarias para despolarizar la polarización del norte global”.

“Es hora de reparar y sanar la vulnerada complementariedad entre los pueblos y entre todas las manifestaciones de vida, es hora de volver al camino de la verdad, de la complementariedad, armonía, equilibrio y la paz”, reflexionó.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario