febrero 21, 2024

Fidel Castro y los “radicales” en el MAS

Por Adolfo Mena Gonzales-.


Siempre que hay dudas sobre algunas situaciones busco sobre qué  opinó o pensó el Comandante Fidel Castro sobre el tema en cuestión. En este caso y con la realidad nacional, sobre las publicaciones y acusaciones realizadas por el ex presidente, compañero Evo hacia el hermano Presidente Lucho, busqué y leí el discurso del líder cubano el 8 de enero de 1959 al ingresar a la Habana. Comparto unos cuantos fragmentos, ya que es un discurso bastante largo, pero que va tan acorde a nuestra realidad boliviana.

Fidel decía: “¿Quiénes pueden ser hoy o en lo adelante los enemigos de la Revolución? ¿Quiénes pueden ser ante este pueblo victorioso, en lo adelante, los enemigos de la Revolución? Los peores enemigos que en lo adelante pueda tener la Revolución Cubana somos los propios Revolucionarios.”

“Luego, ¿quién ganó la guerra? El pueblo, el pueblo ganó la guerra. Esta guerra no la ganó nadie más que el pueblo —y lo digo por si alguien cree que la ganó él, o por si alguna tropa cree que la ganó ella . Y por lo tanto, antes que nada está el pueblo”.

Ahora la República, o la Revolución, entra en una nueva fase. ¿Sería justo que la ambición o los personalismos viniesen aquí a poner en peligro el destino de la Revolución? (EXCLAMACIONES DE: “¡No!”) ¿Qué es lo que le interesa al pueblo, porque el pueblo es quien tiene que decir aquí la última palabra?.

¿Puede algún grupo, por el hecho de que no le hayan dado tres o cuatro ministerios, ensangrentar este país, y perturbar la paz?. “¡No!”- Si el equipo gobernante que en este momento tiene el pueblo de Cuba no sirve, tiempo tendrá el pueblo de botarlo, pero no de votarlo en las urnas, sino de botarlo en unas elecciones.

Este no es el caso de que si no fuera idóneo el equipo gobernante, fuera nadie aquí a hacer una revolución o un golpe de Estado para quitarlo, cuando todo el mundo sabe que va a haber unas elecciones y si no sirve, el pueblo se encargará de decir la última palabra libremente.

Lo que yo he dicho en otra parte: nadie vaya a creer que las cosas se van a resolver de la noche a la mañana. La guerra no se ganó en un día, ni en dos, ni en tres, y hubo que luchar duro; la Revolución tampoco se ganará en un día, ni se hará todo lo que se va a hacer en un día.

Hoy vemos como compañeros que no son imperialistas, neoliberales andan haciendo una campaña férrea de ataque contra el gobierno electo por mayorías, que esta contra viento y marea llevando adelante la economía del país en una coyuntura internacional difícil y que planteó posterior al golpe de estado, dejar de lado la imagen de líder único pasando a una evolución de proyecto político de masas, del pueblo, la Revolución Democrática es una construcción conjunta de acumulación histórica de luchas, está debe ser sin ambiciones, individualismos, sin culto a la personalidad, Fidel tenia claro que por ambiciones o desagrados no se puede perjudicar o ensangrentar el país y que el pueblo tendrá su momento de definir si continua con ese proyecto o decide “botar” a estas personas mediante las urnas, pero para ello debe dejarse gobernar.

Hoy esa facción mal llamada radical está atacando en base a supuestos, pero esto que hacen, no afecta a Lucho o David, afecta al proyecto Político de las mayorías, dividen, debilitan.

Fidel, en este discurso manda un mensaje muy claro a estos “compañeros revolucionarios” mal llamados “radicales” que actualmente ejercen el rol de ser “enemigos” de la misma revolución, ya que con su actuar solo son útiles a la derecha que aspira volver en forma de “libertarios”, que es lo que esta de “moda” entre los sectores reaccionarios. Esperemos recapaciten y vean que al no permitir gobernar y apoyar al presidente electo con mayoría, solo abren paso al retorno de la derecha neoliberal, así como paso en Argentina.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario