febrero 20, 2024

ANUARIO 2023: Bolivia se encamina hacia su Bicentenario con el desafío de consolidar “el gran salto” a la industrialización

La Paz (ABI). –Gracias a su riqueza en recursos naturales, Bolivia se encamina hacia su Bicentenario con el desafío de “consolidar el gran salto” a la industrialización y de esta manera tener una economía “de base ancha y diversificada”.

“Bolivia se encamina al Bicentenario con el desafío de consolidar el gran salto a la industrialización (…). Con compromiso, firmeza y trabajo constante la industrialización será una realidad en el país”, asegura el Ministerio de la Presidencia en su revista Industrialización Rumbo al Bicentenario.

Gracias a sus cualidades en cuanto a diversidad de suelos, climas y más atributos, Bolivia goza de recursos como el litio y el gas; cuenta con zonas productivas con rendimientos importantes en alimentos como la quinua, soya, trigo, hortalizas, tubérculos, frutas; practica actividades como la ganadería, la piscicultura y la agricultura en general.

Tomando en cuenta esta importante riqueza, el país encara actualmente la construcción de al menos 150 plantas de industrialización en sus nueve departamentos, con la finalidad de generar valor agregado y sustituir importaciones.

El analista económico Martín Moreira explicó a la ABI que la industrialización generará para Bolivia millones en recursos económicos y le permitirá al país tener una economía de “base ancha” como lo dice el Gobierno nacional.

En años pasados “nosotros como país no teníamos ni una industria, en Bolivia no se lo hizo porque todo se lo han vendido, nuestros recursos naturales estaban en manos de transnacionales. Mientras que en este tiempo se ha empezado a implementar la industrialización”, destacó.

Para el experto, la construcción de plantas industrializadoras es un “hecho efectivo” pues cuentan con financiamiento garantizado, a diferencia de los anteriores gobiernos, que sólo se encargaron de vender los recursos naturales.

“En el Gobierno de Arce se ha empezado con la construcción (de plantas industriales), se ha conseguido financiamiento. Se ha hecho las cosas, se ha ocupado y esa palabra es clave en este proceso”, sostuvo.

Un proceso gradual

De acuerdo con el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, la industrialización tanto de los recursos naturales como de las materias primas es un proceso gradual e inició con el Gobierno del presidente Luis Arce con los estudios correspondientes.

La industrialización de los recursos naturales y las materias primas “no es un proceso instantáneo, inmediato, que decimos ‘mañana está la industrialización’ y todas las plantas están en funcionamiento, no”.

“Nosotros hacemos los estudios de prefactibilidad, factibilidad, estudio y diseño final. Hay que ver si hay mercado, hay materia prima, hay logística para llevar la producción y los mercados que lo abastezcan en materia prima y donde se pueda vender estos productos”, puntualizó.

En ese contexto, los proyectos de industrialización en el país se encuentran en etapa de estudio, en construcción y ya por concluir, es el caso del Complejo Siderúrgico del Mutún, en Santa Cruz, cuya edificación se estima terminar el próximo año.

A ello se suma la Planta NPK de producción de fertilizantes granulados de Cochabamba que fue inaugurada en octubre pasado por el presidente Luis Arce, que “es la muestra insignia que este Gobierno es de la industrialización”, para sustituir importaciones.

Además de la Planta Industrial de Carbonato de Litio de 15.000 toneladas (t) de capacidad, que fue entregada también por el Jefe de Estado en diciembre. La flamante factoría, con una producción inicial de hasta 4.000 t prevé captar ingresos de hasta Bs 300 millones en 2024.

A esas entregas se suma la planta de cemento en Potosí y el complejo piscícola de Cochabamba, que al igual que las anteriormente mencionadas, fueron inauguradas en 2023, la primera en noviembre y la segunda en septiembre.

Por otro lado, según el viceministro de Políticas de Industrialización, Luis Siles, en 2024, se prevé poner en funcionamiento al menos el 80% de las plantas industrializadoras de alimentos, que están en construcción con millonarias inversiones.

El restante 20% de las plantas, que serían las de química básica, entre otras, serán puestas en funcionamiento en 2025 debido a que su emplazamiento “requiere más tiempo ya que contarán con tecnología europea y serán de características grandes a escala de Latinoamérica”.

Del total de las plantas industriales en construcción, unas 50 son del rubro de la manufactura y alimentos.

“El presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca están haciendo un trabajo titánico porque recordemos, en los previos 14 años ¿en qué tiempo se han puesto las plantas?, cinco, seis años tal vez un poco más”, señaló Siles.

Crecimiento cercano al 6%

De acuerdo con el Ministro de Economía y Finanzas Públicas, con “este proceso intensivo de industrialización” de los recursos naturales y materias primas, la economía boliviana alcanzará tasas de crecimiento cercanas al 5,5% y 6% en 2025.

“La economía boliviana, a partir de este proceso intensivo de industrialización, el 2025 va a tener tasas cercanas al 5,5, 6 por ciento, así va a estar creciendo la economía boliviana y ese chip ya lo tiene el pequeño productor”, dijo.

La industrialización de los recursos naturales y materias primas para sustituir importaciones, es la segunda fase del Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP) de Bolivia, añadió el viceministro de Presupuesto, Zenón Mamani.

“En el marco del Plan de Desarrollo Económico Social (PDES) 2021 – 2025 y con todas estas medidas de industrialización con sustitución de importaciones y todas las medidas políticas, económicas y sociales vamos a tener una Bolivia diversificada, productiva”, afirmó.

Puntualizó que, con las medidas que se aplican, el pueblo boliviano tendrá un país diversificado y productivo, no sólo pensando en el crecimiento económico, sino también en el desarrollo de cada uno.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario