febrero 20, 2024

Elecciones 2024 en EEUU. Aspirantes en la línea de arrancada

Por-. José R. Oro


Connecticut, EEUU -. Las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos se efectuarán el martes 5 de noviembre de 2024. Joe Biden se postula para la reelección. Su predecesor Donald Trump, lo hace para un segundo mandato no consecutivo, algo solo logrado antes por Grover Cleveland. Otros aspirantes también han anunciado sus candidaturas para la nominación de los dos partidos principales.

El ganador tomará posesión el 20 de enero de 2025. Además se renovará el 35 por ciento del Senado y el ciento por ciento de la Cámara de Representantes del Congreso. Varios estados celebrarán elecciones legislativas estatales y para gobernador.

Antes de continuar, quisiera expresar queTrump y una parte de sus seguidores afirman que las elecciones de 2020 estuvieron amañadas en su contra. En mi opinión tienen razón en parte, ya que todas las elecciones en el capitalismo están conceptualmente “amañadas”, de una forma u otra, en nombre de los políticos que representan al poder económico, sean “demócratas” o “republicanos”, no contraTrump, quien es un preeminente “amañador” él mismo.

Donald Trump y sus partidarios actúan contra Joe Biden, el Partido “Demócrata” y principalmente los sectores liberales y progresistas, tratando de obtener el monopolio de “amañar” las elecciones a su placer, o de tomar el poder por la violencia, como intentaran el 6 de enero del 2021 en el Capitolio de Washington, una sobresaliente muestra anti- democrática y de práctica fascista.

Este “amañamiento” no se refiere al conteo de los votos, que puede ser bastante confiable, sino a estructuras que limitan el poder del pueblo. Un ejemplo entre muchos es el poder decisorio del así llamado Colegio Electoral. En las elecciones de 2016, Trump fue “electo” con casi tres millones (dos millones 868 mil 686) de votos menos que su rival Hillary Clinton, y en las de 2000, George W. Bush “ganó” con medio millón de votos menos que su contrincante Al Gore.

Seis aspirantes republicanos compiten por ser el candidato presidencial de su partido, mientras que el presidente Joe Biden es el presunto candidato del Partido Demócrata ya que hasta ahora las más destacadas personalidades de ese partido han optado por no participar y varios aspirantes de terceros partidos e independientes se han sumado a la contienda.

En las elecciones generales de 2024, se producirá un enfrentamiento entre dos “facciones” derechistas, el Partido “Demócrata” con posiciones visiblemente más a la derecha que antes, y una tendencia a que se le separen sectores del voto más al centro y a la izquierda. En el Partido Republicano, las tendencias son ultra derechistas, claramente fascistas. Realmente son dos “facciones” de un “partido único”, representando a la plutocracia y al imperialismo. A continuación, un análisis de donde se encuentran los factores políticos en los EEUU. en la misma arrancada de la carrera presidencial, que se acelerará ya al mismo comienzo del 2024.

Aspirantes del Partido Republicano

La situación dentro del Partido Republicano es bastante simple. Se trata de tener un candidato de “reserva” para si Trump no pueda contender por sus múltiples conflictos con la propia “justicia burguesa” que él dice defender.

DONALD TRUMP

Trump ha recibido acusaciones en cuatro casos penales con 91 causas diferentes (algo sin precedentes para un expresidente estadounidense) y las ha aprovechado para aumentar su popularidad entre los republicanos y recaudar fondos, lo que ayudó a convertirlo en el favorito republicano con un 61 por ciento en la última encuesta de Reuters/Ipsos.

De 77 años, calificó las acusaciones de cacería de brujas política para frustrar su búsqueda de un segundo mandato de cuatro años, afirmación que el Departamento de Justicia ha negado. Si es elegido nuevamente, ha jurado vengarse de quienes percibe como enemigos y ha adoptado un lenguaje cada vez más autoritario, incluso diciendo que no sería un dictador excepto «el primer día.»

Ha prometido otros cambios radicales, incluida la reforma de la administración pública federal con partidarios leales y la imposición de políticas de inmigración más estrictas, como deportaciones masivas y el fin del derecho a ciudadanía de nacimiento. También se propone destruir el seguro médico Obamacare e imponer restricciones más severas al comercio con China. Y por supuesto acabar con la Constitución y los derechos de los ciudadanos, aunque no lo exprese con tales palabras. Trump es lo más maligno, desvergonzado y orate que haya pasado por la Casa Blanca- que es mucho decir-, pero tiene decenas de millones de seguidores y simpatizantes.

El martes 19 de diciembre del 2023 la Corte Suprema de Colorado falló que un ex presidente participó en una insurrección y, por lo tanto, está descalificado para la presidencia . La decisión, la primera de este tipo que involucra a Donald Trump, lo mantendría fuera de la boleta primaria de 2024 en ese estado por su papel en la insurrección del 6 de enero de 2021.

NIKKI HALEY

Exgobernadora de Carolina del Sur y embajadora de Trump ante las Naciones Unidas, Haley, de 51 años, ha enfatizado su relativa juventud en comparación a Biden, de 81 años, y a Trump, así como a su origen como hija de inmigrantes indios.

Se ha ganado una reputación en el Partido Republicano como una ultraconservadora que tiene la capacidad de abordar cuestiones de género y raza de una manera más creíble que muchos de sus pares. También se ha presentado como una firme defensora de los “intereses estadounidenses” en el exterior (quiere decir de un mundo unipolar).

Obtuvo un 12 por ciento de apoyo entre los republicanos, según la encuesta de Reuters/Ipsos. En las encuestas a nivel estatal, Haley normalmente ha superado a su rival Ron DeSantis en Carolina del Sur y New Hampshire, donde consiguió el respaldo del gobernador Chris Sununu.

RON DESANTIS

El gobernador de Florida se ha posicionado más a la derecha (¡!) de Trump en varios temas sociales clave como el aborto, pero su campaña ha tenido dificultades para solidificarse y sigue 50 puntos porcentuales detrás del ex presidente en la encuesta de Reuters/Ipsos de diciembre con un 11por ciento. DeSantis, de 45 años, despidió personal y reinició la campaña varias veces, pero esas medidas han hecho poco para impulsar su candidatura.

Su campaña dice estar centrada en detener a Trump en Iowa, donde el partido celebrará su primera contienda de nominación en enero. Obtuvo un impulso el 6 de noviembre cuando la popular gobernadora de ese estado, Kim Reynolds, lo respaldó, y ascendió ligeramente en un reciente .encuesta estatal

VIVEK RAMASWAMY

Ex inversionista y ejecutivo de biotecnología, Ramaswamy, de 38 años, fundó una firma en 2022 para presionar a las empresas a que abandonen las políticas ambientales, sociales y corporativas. El outsider político ha avivado los rumores entre las bases como una posible alternativa a Trump, pero no ha logrado ganar terreno con sólo el siete por coiento de apoyo en la encuesta de Reuters/Ipsos.

Ramaswamy es un ferviente partidario del ex presidente y ha atraído la atención de sus rivales por sus ataques verbales en los debates de candidatos. También ha expresado su apoyo a las teorías de la conspiración, incluida la sugerencia de que los partidarios de Trump no están dispuestos a hacerlo. El ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio de Estados Unidos, según él, fue un trabajo interno de falsa bandera, orquestado por los demócratas y se ha comprometido a perdonar a Trump si es elegido.

CHRIS CHRISTIE

Christie, de 61 años, asesoró la campaña de Trump para la Casa Blanca en 2020, pero se convirtió en un crítico abierto del expresidente después del 6 de enero y ha intensificado sus ataques verbales mientras Trump enfrentaba un número creciente de cargos criminales.

El exgobernador y fiscal federal de Nueva Jersey ha dicho que está cada vez más convencido de que Trump será condenado y se ha presentado como uno de los pocos republicanos dispuestos a enfrentarse directamente a Trump por sus acciones en lugar de apaciguarlo.

Christie obtuvo sólo un dos por ciento de apoyo en la última encuesta. Realmente tiene muy poco prestigio y se le considera un político en el “camino de regreso”.

ASA HUTCHINSON

El exgobernador de Arkansas lanzó su candidatura a la Casa Blanca en abril con un llamado a Trump a que dimitiera para abordar la primera acusación contra el expresidente. Hutchinson, de 73 años, ha promocionado su experiencia al frente de un estado profundamente conservador como prueba de que puede cumplir con las políticas que interesan a los votantes republicanos, citando recortes de impuestos e iniciativas de creación de empleo.

Sólo calificó para el primer debate republicano y no encontró apoyo en la encuesta de Reuters/Ipsos de diciembre. Lo que en Cuba llamamos “un cero a la izquierda”.

Aspirantes del Partido “Demócrata”

JOE BIDEN

Biden, de 81 años, quien ya es el presidente de mayor edad de la historia de Estados Unidos, tendrá que convencer a los votantes de que tiene la resistencia para otros cuatro años en el cargo, en medio de preocupaciones por su edad y bajos índices de aprobación. Al anunciar su candidatura declaró que su trabajo es defender la democracia estadounidense y se refirió al ataque al Capitolio por partidarios de Trump. La vicepresidenta Kamala Harris vuelve a ser su compañera de fórmula.

La economía será un factor en su campaña de reelección. Biden ha liderado el apoyo a Ucrania, persuadiendo a los aliados para que sancionen a Rusia y apoyen a Kiev.

Su administración ha apoyado a Israel en la masacre de Gaza, pero Biden ha enfrentado abucheos en eventos y llamados de algunos dentro de su partido para presionar un alto el fuego, algo que él dice hipócritamente apoyar, pero que vetó en el Consejo de Seguridad de la ONU.

A nivel nacional, ha impulsado enormes estímulos económicos y paquetes de gasto en infraestructura para impulsar la producción industrial de Estados Unidos, recibiendo por ello poco reconocimiento por parte de los votantes. La razón fundamental es que muchas de estas obras están consideradas ampliamente sobrepresupuestadas para darle más dinero de los contribuyentes al gran capital. La abierta corrupción a través de su hijo Hunter Biden le ha hecho perder mucha credibilidad.

Su manejo de la política de inmigración ha sido criticado por republicanos y demócratas. La actitud acerca de Cuba ha sido miserable en todo el sentido de la palabra, traicionando lo que había prometido durante su campaña, estafando a la opinión pública mundial y a los deseos de sus propios votantes, para intentar ridículamente congraciarse con la ultraderecha floridana y dando escape a su verdadero “yo” detrás de la máscara de “viejito apacible”, y de católico practicante, quien no respeta ni siquiera las opiniones explicitas de su líder espiritual, el Santo Padre Francisco. Aprovecho estas líneas, para reiterarle mi mayor desprecio.

MARIANNE WILLIAMSON

La autora de “best sellers” Marianne Williamson, de 71 años, ha lanzado su segunda y arriesgada candidatura a la Casa Blanca sobre una plataforma de «justicia y amor.» Se postuló como demócrata en las primarias presidenciales de 2020, pero abandonó la carrera antes de que se emitieran los votos. Lanzó su última campaña el 23 de marzo y estará en la boleta electoral de las primarias de New Hampshire.

DEAN PHILLIPS

Congresista estadounidense poco conocido de Minnesota, anunció en octubre que plantearía un desafío arriesgado a Biden porque no cree que el presidente pueda ganar otro mandato. El empresario multimillonario de 54 años y cofundador de una empresa de helados anunció su oferta en un vídeo de un minuto publicado en línea, diciendo: «Tenemos algunos desafíos. … Vamos a reparar esta economía y vamos a reparar a Estados Unidos”. ¿Otra forma de decir MAGA?

Deseo aclarar que un grupo de importantes personalidades del Partido “Demócrata”, se han negado hasta la fecha a ser candidatos presidenciales, entre ellos:

• Stacey Abrams, candidata a gobernadora de Georgia en 2018 y 2022

• Eric Adams, alcalde de la ciudad de Nueva York (2022-presente)

• Cory Booker, senador de los Estados Unidos por Nueva Jersey (2013-presente), candidato a presidente en 2020

• Pete Buttigieg, Secretario de Transporte de los Estados Unidos (2021-presente), candidato a la presidencia en 2020

• Amy Klobuchar, senadora de los Estados Unidos por Minnesota (2007-presente), candidata a la presidencia en 2020

• Gavin Newsom, gobernador de California (2019-presente),

• Michelle Obama, Primera Dama de los Estados Unidos (2009-2017)

• Bernie Sanders, senador de los Estados Unidos por Vermont (2007- presentecandidato a la presidencia en 2016 y 2020

• Elizabeth Warren, senadora de los Estados Unidos por Massachusetts (2013-presente), candidata a la presidencia en 2020

Si estos líderes del Partido “Demócrata”, sobre todo Gavin Newsom, Amy Klobuchar y Michelle Obama mantienen su posición de no aspirar a la presidencia, el que Biden sea el candidato de ese partido es altamente probable, a pesar de que hasta el día de hoy las encuestas lo dan como perdedor frente a Trump (e incluso ante R. DeSantis o N. Halley).

Aspirantes de Terceros Partidos e Independientes

CORNEL WEST

El activista político, filósofo y académico dijo en junio que lanzaría una candidatura presidencial de un tercer partido que probablemente atraerá a los votantes progresistas de tendencia demócrata. West, de 70 años, inicialmente se postuló por el Partido Verde, pero en octubre anunció su candidatura como independiente. Ha prometido acabar con la pobreza y garantizar la vivienda. Complejo y errático de expresión.

ROBERT F. KENNEDY JR

Un activista antivacunas, Robert F. Kennedy Jr., de 69 años, se postula como independiente después de desafiar inicialmente a Biden por la nominación demócrata.

Una encuesta de Reuters/Ipsos realizada del 5 al 11 de diciembre mostró que Kennedy podría obtener más apoyo del esperado sobre todo por su apellido altisonante (hijo del ex senador Robert F. Kennedy y sobrino del ex presidente John F. Kennedy, quienes fueran asesinados en 1968 y 1963), y podría drenar una considerable cantidad de votos de ”demócratas” insatisfechos con Biden afectando el resultado de las elecciones en favor de Trump (o uno de sus alter egos).

JILL STEIN

Jill Stein, una médica, reiteró su candidatura del 2016 al Partido Verde el pasado 9 de noviembre, acusando a los demócratas de traicionar sus promesas «para los trabajadores, los jóvenes y el clima una y otra vez, mientras que los republicanos ni siquiera hacen tales promesas en los últimos años».

De 73 años, recaudó millones de dólares para obtener recuentos de votos tras la sorpresiva victoria de Trump sobre Hillary Clinton en 2016. Sus acusaciones arrojaron sólo una revisión electoral en Wisconsin, que confirmó la victoria de Trump.

Este es el paisaje electoral actual, cuando la carrera presidencial de los EEUU.- el espectáculo político más costoso y anodino del planeta (pero con gravísimas implicaciones para toda la humanidad)- está lista para arrancar con gran intensidad en 2024.


*Ingeniero cubano residente en Estados Unidos

(Tomado de Firmas Selectas)

Sea el primero en opinar

Deja un comentario