febrero 21, 2024

Día Mundial de la Educación por un compromiso activo con la paz

Naciones Unidas-. Con el lema Aprender para una paz duradera, el Día Mundial de la Educación promueve hoy un compromiso activo con la paz, un tema considerado más urgente que nunca para Naciones Unidas.

La fecha, que reúne en la sede del organismo en Nueva York a activistas y expertos en una conferencia no gubernamental, recuerda que la educación es una responsabilidad colectiva y un derecho humano consagrado en la Declaración Universal.

Ese documento, piedra angular de las garantías fundamentales, exige el acceso a la enseñanza primaria gratuita y obligatoria mientras que la Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada en 1989, va más allá al estipular que los países deberán hacer que las instituciones universitarias sean accesibles para todos.

En tanto, la Agenda 2030 considera ese derecho como esencial para el éxito de sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, que incluyen como una de las metas “garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.

Este Día Internacional fue proclamado por la Asamblea General de la ONU en reconocimiento al papel que la educación desempeña para la paz y el desarrollo.

Sin embargo, el organismo advierte que aunque esta ofrece a los niños y las niñas una oportunidad de salir de la pobreza, 244 millones de personas en esas edades permanecen sin escolarizar.

Al mismo tiempo, 617 millones de niños y adolescentes no pueden leer ni tienen los conocimientos básicos de matemáticas; menos del 40 por ciento de las niñas de África Subsahariana completan los estudios de secundaria de ciclo inferior y cerca de cuatro millones de menores refugiados no pueden asistir a la escuela.

El derecho a la educación de estas personas se ve afectado y eso, de acuerdo con la ONU, resulta inaceptable.

Sin una educación de calidad, inclusiva y equitativa para todos y de oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, los países no lograrán alcanzar la igualdad de género ni romper el ciclo de pobreza que deja rezagados a millones de niños, jóvenes y adultos.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario