abril 21, 2024

Juka: Plika y la violencia

Para nuestra tercera parte, Juka nos comentó sobre su EP que está a punto de salir a la luz. Son cuatro canciones en las que colabora Martín Jofré.

La pandemia

“La pandemia nos paralizó todo, de hecho teníamos que lanzar el disco, pero se detuvo. Muchos quedamos colgados. Ya teníamos el lugar y la fecha de lanzamiento, lo tuvimos que dejar así.

Después del encierro, poco a poco fuimos retomándolo. Hay un gran bajista en Santa Cruz, Juan Rodríguez, con el hacíamos algunos covers en vivo. Había que aprovechar las entrevistas que se hacían. Mal que mal nos ha ayudado a establecer contacto con otros países, con gente de México, de Los Ángeles en los Estados Unidos, con personas en Chile y Argentina. Yo no sabía que les gustaba mi música allá.

Un momento icónico en la pandemia fue el de una chica con su banda, se llama Elis Paprika. Es una cantante, compositora y activista mexicana y parte de la escena de la música alternativa en su país desde 2004. La admiro desde que tenía 11 años más o menos. Me animé y le envié mi música. Le envié mi disco y ella lo subió a su podcast, eso fue muy importante para mí. Lo grabé y cuando estoy desanimada lo escucho.

Creo que estoy logrando ciertas cosas. En Uruguay tuve el privilegio de participar por dos años consecutivos en un compilado de bandas independientes del continente. Siempre estaré agradecida con las personas que me ayudaron a encontrar camino como Julie Marín de Ciudad Líquida, que nunca fue egoísta y me invitó a cantar en el Teatro Nuna, me animaba; mis primeras entrevistas fueron con ella. En festivales internacionales, teatros, boliches, fui creciendo.”

Tesis

“Muchas veces hay bajones, es frustrante cuando no te responden. Mi tesis es sobre las mujeres músicos y la violencia, relacionada a la Ley 348. Este año cursé un diplomado sobre cómo desnaturalizar la violencia contra la mujer. Piensan que es normal. Muchas veces tuve encuentros con organizadores donde el patriarcado es normal, me empujaban y decían groserías. Para mí no es normal, pienso que debe haber un trato igual, no por ser mujer, ni para tener ciertos privilegios, sino porque somos seres humanos.

Me gustaría que las chicas comiencen a tener un poco de conciencia. Alguna vez que hice ciertas denuncias en Facebook, algunos dueños de boliches y gente del medio decían que yo estaba loca, que era bien problemática, y ese tipo de cosas.”

Violencia

“En el pasado tuve una pareja del medio musical que fue violento. Llegó a varios tipos de violencia: psicológica, física, verbal. Lo hice público a través de un audio amenazante que él me había mandado una vez. Fue muy difícil, porque me tuve que enfrentar a una sociedad muy cerrada.

Los amigos suyos se enojaron mucho, en los boliches comenzaron a enfrentarme, me insultaban, me decían: ‘todos sabemos cómo es el fulanito, seguro es tu culpa’. Tuve que cerrar mucho mi círculo social. Ahí vi quiénes eran mis amigos de verdad. Muchos tenían miedo a publicar algo o ponerse a mi favor, me mandaban mensajes privados en apoyo, otros de insultos. Varias chicas que habían compartido con este músico me escribieron para contarme que también habían pasado por eso, me dijeron: ‘a mí me ha pateado’, ‘a mí me ha ahorcado’, cosas fuertes, me pidieron discreción porque algunas ya eran casadas, tenían hijos, estaban en otra cosa. Les daba vergüenza y yo tuve que llevar todo eso. Había abierto una caja de pandora. En esa escena la problemática y la mala era yo, no él. Fue traumático, porque a cada boliche que iba siempre había un comentario dañino. Más allá de eso, gané aliados y aliadas.”

Video S.E.B.A.S

“Una persona muy importante en este proceso fue Denisse Arancibia. Ella es directora de cine. Es alguien a quien admiro mucho por su trabajo. Ella produjo, escribió, actuó en la película Las malcogidas. Ella realizó/dirigió un videoclip juntando a varias mujeres músicos que, hasta el día de hoy, me respaldan. Recién se va a estrenar, yo le llamo ‘Plika Army’, pero el video se llama ‘S. E. B. A. S. ’, un nombre al azar.

Recibí mucho respaldo de chicas músicos de la Sinfónica, que tocan el violín en el underground. Siento ese abrazo y me digo a mí misma que no estaba sola. Armé un ejército de mujeres que me están apoyando, inspirada por otras mujeres.

Me inspira Kathleen Hanna con el movimiento Rebel Girl. Ella es una de las voces más interesantes de la tercera ola del feminismo, además es cantante, músico y pionera estadounidense del movimiento feminista punk riot grrrl, es escritora de fanzines punk. También me inspira Elis Paprika, una cantante, compositora y activista mexicana. Su banda The Black Pilgrims sacó el sencillo ‘Now Girls Rule!’, para promover a mujeres en la escena independiente en México.”

Chicas al frente Bolivia

“Con ese antecedente decidí crear Chicas al frente Bolivia, donde el mensaje principal es desnaturalizar la violencia. Hubo un momento donde quise dejar todo, dejar la banda, dejar Plika, no quería saber de nada. Dos hechos en mi vida me cambiaron por completo: pasar por estos momentos y el fallecimiento de mi madre, quien me enseñó a perseguir los sueños. Ahí pregunté: ¿por qué quedarme sentada y deprimida por unos cuantos pelotudos, por qué dejar mis sueños si tengo todas las armas –me voy a demostrar a mí misma que seré mejor–? Y me puse más fuerte.

Con Chicas al frente Bolivia quiero hablar a las mujeres del país, para que no solamente hagan música, sino que se empoderen ellas mismas, que no se dejen faltar al respeto, concientizar, buscar aliados. Estoy creando una red no solo de mujeres en la industria musical, sino de psicólogas, gestoras culturales, que demos talleres, charlas, es un proyecto que se viene con muchas cosas. En ese aspecto me siento inspirada por mi vieja, en su memoria.

Plika está conformada por Armin Jhamil Mostajo en el bajo, quien también toca junto a Matamba. Martina Bazán en la batería, una niña preciosísima que la encontré por azares del destino y recluté –toca impresionante, va a ser un monstruo cuando sea más grande–. Marisel Ramírez en la guitarra, una crack. Otra capísima en los teclados, Daniela Lenz, que igual toca en Libélula.

Las chicas ya están empapadas y son muy profesionales haciendo música. Tenemos muchos proyectos. Presentaremos el video. Plika ha compuesto la mayor parte de su trabajo en inglés, pero ahora estamos trabajando temas en castellano.”

 

 

 

Sea el primero en opinar

Deja un comentario