abril 14, 2024

Condenó el papa Francisco el uso de minas antipersonales

Ciudad del Vaticano-. El papa Francisco recordó hoy el aniversario 25 de la entrada en vigor de la Convención sobre la Prohibición de Minas Antipersonales, que se celebra el próximo 1 de marzo, y condenó el uso de esas armas.

Durante la habitual audiencia de cada miércoles, celebrada a las 09:00 hora local en el Aula Pablo VI del Vaticano, el Sumo Pontífice llamó a detener el empleo de tales minas “que siguen golpeando a civiles inocentes, sobre todo niños, incluso muchos años después del fin de las hostilidades.

De acuerdo con una nota divulgada por la oficina de prensa de la Santa Sede, el Papa expresó ante los peregrinos y fieles de Italia allí reunidos, su “cercanía a las numerosas víctimas de estos artefactos perversos, que nos recuerdan la dramática crueldad de las guerras y el precio que las poblaciones civiles se ven obligadas a pagar”.

“A este respecto, doy las gracias a todos aquellos que contribuyen a ayudar a las víctimas y a desminar las zonas contaminadas. Su trabajo es una respuesta concreta a la llamada universal a ser operadores de paz cuidando a nuestros hermanos y hermanas”, agregó el Obispo de Roma.

Un reporte publicado en el sitio digital del diario Vatican News, refiere que Francisco se refirió a los actuales conflictos en Ucrania, y Medio Oriente, donde ya perdieron la vida más de 29 mil personas como consecuencia de los ataques de Tel Aviv contra la Franja de Gaza, y pidió “no olvidar a los pueblos que sufren a causa de las guerras”.

El Pontífice expresó además su cercanía “hacia la población de Haití, donde continúan los crímenes y secuestros por parte de bandas armadas”, entre ellos los de varios sacerdotes católicos.

Pidió también orar “por las víctimas de los recientes atentados contra lugares de culto en Burkina Faso”, que vivió un domingo sangriento con el doble atentado terrorista, el primero contra una iglesia católica en Essakane, que causó unas 15 víctimas, y el ataque a una mezquita en Natiaboani, con una decena de muertos, agrega la fuente.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario