abril 12, 2024

Mercedes Camacho de Kúncar: Radio Chuquisaca

Seguimos nuestra entrevista con Andrés Sly Lozada Kúncar, más conocido como Bowie Gigio o Batman, quien en una primera parte nos habló sobre su bisabuelo José Camacho Balcázar, y sobre la primera radio en transmitir en Bolivia en pleno gobierno de Hernando Siles, Radio Chuquisaca.

E la primera parte abordamos la historia de Mecha Kúncar, que en 1963 se haría cargo de la radio, lo que permitiría el legado de Radio Chuquisaca, que comenzó a emitir en 1928 mediante el Decreto Supremo de 22 de junio de 1925, que daba autorización legal para el establecimiento de estaciones radioeléctricas tanto oficiales como privadas.

La Dama de la Radio

“En el año 1957 los hermanos Kúncar tuvieron que decidir quién se va a encargar de la Radio Chuquisaca. Desde ese momento se encargó Mecha Kúncar, la quinta hija. Ella es responsable oficialmente desde 1963. En ese entonces no había ninguna emisora dedicada hacer algún programa para gente joven. Ella fue la impulsora, fue un gran paso para cambiar la radio. En palabras de Sergio Calero: ‘ella fue la primera que se animó a poner un disco de los Beatles en su radio el año 1964, en pleno gobierno de René Barrientos’.

La sociedad necesitaba de una radio feminista-anarquista en tiempos de dictadura, y la Radio Chuquisaca era la única contestataria, y desde lo cultural además. Por eso fue una radio del pueblo, rockera, de la juventud de la época, porque el rock es un estilo de vida. Desde su señal AM (de ese tiempo) fue la primera del continente en desarrollar un formato juvenil que introdujo el rock. Los estudios y las cabinas se encontraban en la calle Colón, en pleno casco viejo.”

Lo nacional

“Para hablar de música en Bolivia, del rock de los últimos 30 o 40 años, forzosamente hay que remitir ese período a las actividades de Radio Chuquisaca, ya que cambió el devenir del rock nacional. Fue el vehículo que unió a la juventud con la música.

En el año 1967 comenzaron a apoyar directamente a todos los grupos nacionales. Había la necesidad de apoyar lo nacional, a Los Bonny Boy Hots, que se los podría denominar como los ‘fundantes’, imitando el estilo de los Shakers uruguayos. Apoyando también a otros: el esoterismo de 50 de Marzo, la psicodelia de Climax, la fuerza de los Loving Dark’s, el indianismo de Wara, Donkeys, Black Birds, Los Grillos, Los Ecos, Thunders, Four Star, etcétera.

Desde las siete de la noche hasta las cuatro de la mañana difundían esa música. Se apoyaba al ‘rock de la nueva ola’. Se preparaban los artistas, formaban conjuntos, se organizaban, y cuando estaban preparados con el auspicio de Radio Chuquisaca realizaban conciertos en diferentes teatros de la ciudad de La Paz y poco a poco iban recorriendo todas las latitudes del país.

En el patio de la Radio hacían música en vivo, transmisiones en vivo, algunos festivales con bandas muy pequeñas y bandas nuevas que estaban comenzando.

¿De dónde surgieron algunas de las ideas novedosas? Mecha Kúncar viajó a San Francisco, en los Estados Unidos, ahí vio los primeros esbozos de una radio más rockera. Viendo ese período (1951 y 1965), en el que hubo una revolución cultural, la combinación de blues, rhythm and blues y country, junto con los sonidos de guitarras eléctricas y baterías, dieron como resultado un nuevo género musical que pronto se popularizó como rock and roll. Destacando como artistas de la época Chuck Berry, Elvis Presley y Little Richard.

Aprovechando esa nueva movida, ella comenzó a traer discos de vinilo. Tenemos como 60 mil discos en la Radio. Mecha llegaba de los viajes con cuatro maletas llenas de discos. En realidad, fue trayendo experiencias de lo que estaba de moda en el país del Norte. Trajo el boom de los años 60, del hipismo, la era de la paz y amor, del ‘flower power’ (el poder de las flores), de Woodstock, etcétera.

En 1961 ella tenía unos 29 a 30 años, era muy joven. Ahí se hizo conocer como promotora de ventas musicales en la ciudad de La Paz. En 1975 organizó una gira nacional con la banda Wara, algo inédito para la época. Después de publicar su segundo disco, Maya/Hichhanigua Hikjatata, fueron a Santa Cruz, Cochabamba y Sucre. Quizá la única gira de un grupo boliviano en aquella época.

Una de las anécdotas contada por uno de los integrantes de Wara dice: ‘Radio Chuquisaca, a través de Mercedes Kúncar (una de las pioneras en Sudamérica en difundir música rock en los años 60), promocionaba viajes al interior del país. Una vez nos llevó a Sucre y teníamos que pasar por Potosí, y a nuestro bus se le pinchó la llanta. No nos quedó más remedio que ayudar al chofer, en carreteras que en aquel entonces no estaban ni asfaltadas, y con la misma ropa empolvada cantamos ante la gente que estaba eufórica y nos esperaba ansiosamente para el concierto, a pesar de horas de retraso’.

En los años 70 eran tiempos de psicodelia, rock and roll y heavy metal, y en suelo boliviano un grupo de músicos que pretendía introducir nuevas tendencias a la noche paceña. Esos adolescentes ni se imaginaban que más allá de aquella intención su música marcaría historia. 40 años después, son una leyenda viviente, son Wara.”

Lo internacional

“El año 1968 se vio la necesidad de recurrir a artistas internacionales para ver en qué onda estaban ellos y si nosotros estábamos en algo igual. No con el fin de comparar, sino de saber qué ritmos se movían en los países cercanos. Llegaron Los Gatos, que en esos años ya habían lanzado la canción ‘La balsa’, que inaugura de forma masiva el rock argentino, superando la venta de más de 200 mil discos. También llegaron Los Iracundos, Los Doltons, entre otros. Además, con ellos se realizaron giras por todo el país.

Gracias a la Radio Chuquisaca muchos conocieron a Pink Floyd, Deep Purple, Uriah Heep, Led Zeppelin, The Beatles.”

El Show de los Beatles

“Mis padres hicieron radio, Fernando Lozada y Gridvia Kúncar. Era totalmente novedoso para la época, estoy hablando del año 1969, eran muy jóvenes. El programa trataba de la historia de los Beatles, hablar de sus canciones, de cómo comenzaron, de su aparición en el show de Ed Sullivan. La cadena Pepsi Cola auspiciaba el programa.

Más adelante, mi madre Gridvia Kúncar, que fue comunicadora de Unicef, armó una radionovela para concientizar sobre el tema de la mortalidad infantil. Hicieron 50 capítulos para estimular la lucha para bajar los índices de la mortalidad. La radionovela se llamaba El Zambo Angolita.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario