abril 12, 2024

Honduras y la culpabilidad por narcotráfico de expresidente Hernández

Tegucigalpa-. A tres días de que un tribunal de Estados Unidos declarara culpable por delitos de narcotráfico al expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, hoy se habla del caso y según funcionarios aún queda mucho por hacer.

El secretario privado de la Presidencia de Honduras, Héctor Zelaya, se refirió en redes sociales al fallo del pasado viernes de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, y afirmó que ese veredicto confirmó al pueblo la putrefacción brotada del Partido Nacional en los últimos años.

Tras informarse la responsabilidad de Hernández de los tres delitos por los cuales fue imputado, el Gobierno de Honduras recordó en un comunicado que el exmandatario conspiró para traficar 500 mil kilos de cocaína de 2004 a 2022 y fue calificado como un narcotraficante a gran escala.

El Ejecutivo encabezado por la mandataria Xiomara Castro señaló que Hernández abusó del poder, explotó el sistema político para el narcotráfico, usó el ejército y la policía y protegió a quienes lo hicieron presidente.

“El fracaso de la justicia hondureña y su complicidad con el crimen organizado ha quedado al descubierto y plenamente demostrada su impunidad, así como lo denunciamos públicamente durante largos años desde la resistencia y ante la comunidad internacional”, resaltó.

Recordó el texto que quienes asaltaron el poder en julio de 2009, secuestraron el Estado en complicidad con el sistema judicial para delinquir y someter al pueblo con represión a elecciones ilegítimas en noviembre de 2009 y calificó de fraudulentos los comicios de 2013 y 2017, apoyados por la Unión Europea y Estados Unidos.

“Mi Gobierno del socialismo democrático, por mandato masivo del pueblo en las urnas, reclama justicia, no venganza, y hace honor al espíritu de nuestros mártires caídos durante 12 años y siete meses de lucha en las calles hasta que derrotamos la dictadura”, enfatizó Castro.

El escrito aludió a las acciones del actual Gobierno, el cual asumió con responsabilidad el programa de la refundación nacional, la democracia y la integración de los poderes del Estado.

Si bien el dictamen definitivo del caso no se informó, los jueces estadounidenses señalaron que el exmandatario conspiró para importar cocaína a Estados Unidos, por lo cual podría enfrentarse a una sentencia mínima de 10 años y otra máxima de cadena perpetua.

Además, lo responsabilizaron de usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos durante el complot para importar cocaína y posesión de los mismos para promover la conspiración y podría ser castigado con una sentencia mínima obligatoria de 30 años y una máxima de cadena perpetua.

Hernández, quien se desempeñó durante dos períodos de cuatro años cada uno (2014-2022), fue detenido en su domicilio de esta capital el 15 de febrero de 2022 y extraditado hacia Estados Unidos el 21 de abril del propio año.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario