mayo 19, 2024

¿Culpable o no?, juicio penal a Trump entra en fase de alegatos

Washington-. Con la arrancada hoy de los alegatos iniciales entra en su segunda semana el juicio penal a Donald Trump, primero que enfrenta un expresidente en la historia de Estados Unidos.

El proceso continúa este lunes, tras completarse el viernes la selección de los 12 jurados y seis suplentes que oficiarán en este juicio muy mediático y que capta aquí la atención generalizada en medios de prensa.

Trump tendrá que responder por los 34 cargos que se le imputan, relacionados con la falsificación de registros comerciales para encubrir pagos en 2016 a la actriz porno Stormy Daniels, quien aseguró haber tenido un romance con el magnate neoyorquino en 2006.

Daniels recibió 130 mil dólares, entregados entonces por el abogado y tapadera Michael Cohen para callar su boca en medio del lanzamiento de la primera campaña presidencial de Trump.

Cohen es considerado el testigo estrella de este caso que mantendrá al eventual candidato del Partido Republicano en 2024 más tiempo en cortes que en campaña electoral en los venideros dos meses.

“Yo debería estar en New Hampshire. Debería estar en Georgia. Debería estar en Carolina del Norte y del Sur. Debería estar en 100 sitios haciendo campaña. Pero estoy aquí todo el día en un juicio que es realmente injusto”, dijo Trump a su salida de la corte la semana pasada.

Por el resto de los casos de su madeja legal, Trump tendrá que responder por delitos que van desde llevarse documentos secretos de la Casa Blanca hasta conspirar para aferrarse al poder al tratar de anular las elecciones que perdió frente a Joe Biden en noviembre de 2020.

El juez Juan Merchán tiene programado además celebrar mañana una audiencia para determinar si Trump será declarado en desacato al tribunal, pues sobre él pesa una orden mordaza desde el 26 de marzo, que le prohíbe hablar en público sobre testigos, fiscales, personal judicial, miembros del jurado, así como familiares del juez Merchán y del fiscal de distrito Alvin Bragg.

Trump insiste en que se trata de una cacería de brujas de los demócratas porque, según él, es la única forma en que creen que pueden ganar. “Pero no va a funcionar», enfatizó.

Por su parte, Biden se burló de su adversario político durante una visita a Pittsburgh, donde habló en un evento de empleados siderúrgicos.

«Bajo el mandato de mi predecesor, que ahora está un poco ocupado, Pensilvania perdió 275 mil puestos de trabajo», comentó, en referencia al juicio.

Faltan menos de siete meses para las elecciones en Estados Unidos. Ambos esperan sostener una pelea revancha, solo que las condiciones de de 2020 no son las de 2024, pero en política, y menos en este país, las bolas de cristal no existen.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario